Kiosco

El Periódico de Aragón

Los muertos por covid en Aragón caen a 13 en una semana, la cifra más baja del año

El primer trimestre de 2022 acaba con 888 fallecidos, casi el 18% de toda la pandemia y 155.282 positivos / Desde 2020, 410.000 aragoneses han contraído el virus, 2.017 en los últimos 7 días

Los datos de contagios siguen bajando en la comunidad. | ANDREEA VORNICU

El coronavirus ha dejado de marcar la vida de la mayoría de los aragoneses; también ha entrado en una época de mayor normalidad entre las autoridades sanitarias. Justo en la semana en la que ha entrado en vigor a escala nacional la Nueva estrategia de vigilancia y control de la pandemia, por la que no se contarán los autotest y solo se controlará a los más vulnerables, Aragón ha notificado un total de 2.017 positivos en la comunidad y 13 fallecidos, según el último Boletín Epidemiológico de Aragón, donde a diferencia de otras semana no ofrece más datos relacionados con el coronavirus.

Estas cifras, tanto la de contagios como la de defunciones, son las más bajas desde que comenzó el año 2022. Desde la primera semana de enero han muerto en la comunidad 888 aragoneses (el 18% del total de la pandemia, 4.987), de los que 382 fallecieron en enero, 351 en febrero y 155 este mes de marzo. 13 es la menor cifra desde el inicio de año, nada que ver con los 115 de la tercera semana (del 20 al 26 de enero), los 109 de la quinta (del 3 al 9 de febrero), los 105 de la sexta (del 10 al 16 de febrero) o los 104 de la segunda y la cuarta de enero.

También el número de contagios ha ido en claro descenso, ya que en esta última semana los positivos no llegan al 0,49% de toda la pandemia (409.913) y el 1,30% de los casos de este primer trimestre (155.282). Hay que hacer hincapié en que desde el lunes se ha puesto en marcha el nuevo protocolo de control del coronavirus, por lo que no se contabilizan en la estadística.

De hecho, en los datos de este primer trimestre, según las cifras aparecidas en los boletines epidemiológicos, en enero se notificaron casi 120.000 casos, en febrero poco más de 25.000 y en este mes de marzo, algo más de 10.300 positivos, señal de que esta séptima ola, la protagonizada por ómicron, ha sido la más contagiosa y la que ha tenido más transmisión; aunque los altos niveles de vacunación ha provocado que la enfermedad no derivada en sintomatología grave en la población.

Los datos de este mes de marzo, se mantienen estables, ya que los más de dos mil de esta semana son 900 menos que la semana anterior aunque con diferencia en el modo del control. A lo largo de este viernes se conocerán los datos oficiales notificados desde el martes, ya que tanto el Ministerio de Sanidad como la consejería del ramo del Gobierno de Aragón solo hacen públicos los contagios dos veces a la semana.

La tasa de gripe sube hasta los 38,5 casos por cien mil habitantes

Después de dos años en los que la gripe casi había desaparecido en la comunidad, en las últimas semanas está haciendo acto de presencia. En el último boletín epidemiológico aparecen 332 casos de gripe en la última semana, por 188 del anterior y en cuanto a acumulado, son 931, una cifra muy baja teniendo en cuenta la mediana de los últimos 5 años, que ascendía a casi 23.000. Esto supone que la incidencia de gripe registrada en Atención Primaria fue de 38,5 casos por cien mil habitantes (23,4 de la semana anterior), situándose por debajo del umbral basal establecido para la temporada de 71,7 casos por cien mil habitantes. En los hospitales públicos se registraron 106 urgencias por gripe y 13 hospitalizaciones. El boletín da a conocer 944 procesos diarreicos y un brote de toxiinfección alimentaria con 3 afectados en un establecimiento de Zaragoza. Por otro lado se ha puesto en marcha el sistema de notificación electrónica de enfermedades transmisibles.   


En este último boletín epidemiológico no aparece el número de hospitalizados, aunque en los últimos datos correspondientes al lunes, había 125 ingresados, de los que 14 estaban en uci, cifras muy diferentes a las de la primera semana del año, cuando había 842 ingresados, 72 de ellos en cuidados intensivos; datos que justifican este nuevo sistema de vigilancia para hacer frente al covid.

Desde el último boletín ha habido 7 nuevos brotes en centros residenciales de la comunidad, aunque no se especifica a cuantos residentes o trabajadores afectan; pero quedan lejos las semanas en las que se notificaron casi 60 nuevos bretes, de los que la mayoría correspondían a centros de mayores, el grupo etario al que el coronavirus ha afectado tanto en número como en gravedad, sobre todo en la primera ola (marzo de 2020) del covid, donde los fallecimientos se contabilizaron por cientos. Ahora, las dosis de refuerzo y la menor gravedad de ómicron ha hecho que la incidencia entre los mayores sea menor que entre los niños, que son los que han elevado la transmisión sobre todo a principios de este año.

Compartir el artículo

stats