Kiosco

El Periódico de Aragón

La calefacción y la luz elevan un 20% los impagos en las comunidades

La electricidad ha subido un 120% y el gasóleo ya se ha cuadruplicado / El coste del gas se ha encarecido un 77% en solo 3 meses este año

El precio de la luz se ha disparado en los últimos meses elevando las facturas de los hogares.

Cuando la economía doméstica aprieta, el recibo de la comunidad es el que más papeletas tiene para terminar en el cajón. Una especie de verdad no escrita que durante este desorbitado incremento de los costes energéticos se está constatando. Según el Colegio de Administradores de Fincas de Aragón, «los impagos se han disparado en los últimos meses» y solo desde finales de febrero, coincidiendo con la invasión rusa en Ucrania, hasta ahora la morosidad «se ha incrementado más de un 20%». Una situación provocada por el aumento de los costes de la energía, sobre todo de la luz y de la calefacción, tanto de gas como de gasóleo, y que tiene como consecuencia inmediata una complicada situación para las finanzas de una finca que ya tras el covid cuentan con reservas limitadas.

Según su presidente, Miguel Ruiz Lizondo, los recibos de la luz se han encarecido «un 120% en solo 15 meses», y la contratación de gasóleo, para la calefacción, se ha multiplicado tanto en la compra a la distribuidora como en el recibo final para los particulares. Eso las que no funcionan con gas, ya que este ha experimentado un encarecimiento de cuatro veces lo que costaba y ahora se está pagando «a 1,20 euros por litro», por lo que los 15.000 litros que en 2020 se adquirían por 7.850 euros ahora salen por 18.000».

Sin ayudas

Y, a diferenca de lo que ocurre con los carburantes y las gasolineras, el Gobierno central no asume una subvención de 20 céntimos por litro, no hay ayuda posible pese a ser un bien de primera necesidad la calefacción. Las más ágiles se pasaron a un contrato cerrado a finales de 2021 que está conteniendo esta subida desorbitante, pero a algunas las compañías les están rescindiendo unilateralmente el contrato.

La electricidad, por ejemplo, «en 2021 el incremento con respecto a 2020 fue del 42% y este 2022, con referencia al pasado año, ya acumula un encarecimiento de un 77% solo en los tres primeros meses». Mientras, el precio de la calefacción por gas ha sufrido el «mayor incremento», ya que, «para un mismo consumo, una factura que en enero de 2021 alcanzaba los 12.684 euros, en el mismo mes de este 2022 ha llegado a 43.000». Casi se ha cuadruplicado en un ejercicio.

Por eso desde el Colegio de Administradores de Fincas de España se han dirigido por carta al director general de Política Energética y Minas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico «solicitando que se aplique a las comunidades de propietarios, la tarifa de los hogares, que es mucho más económica que la que actualmente se aplica a las comunidades de propietarios, que es muy parecida a las tarifas industriales». O ventajas fiscales como «bajar el IVA del 21% actual al 10%, al ser un bien de primera necesidad», apunta Ruiz Lizondo.

Mientras, la situación se traduce en derramas extraordinarias que no todos los hogares pueden asumir y derivan en impagos. Incluso se han dado casos en los que se ha pedido a la distribuidora «retrasar el pago» varios días o incluso trasladado la imposibilidad de hacer frente a la factura. La mayoría iban a cortar la calefacción el pasado 31 de marzo pero el frío de estos primeros días de abril lo ha impedido. Y, aún así, ahora se pone «durante dos o tres horas menos» o con «dos grados menos de temperatura de salida de calderas», algo que genera un importante ahorro a las maltrechas arcas de las comunidades.

Compartir el artículo

stats