Kiosco

El Periódico de Aragón

PLENO DE LAS CORTES

Lambán acusa al PP de "dinamitar" los pactos del agua

"Lo que ocurra con los regantes les importa un bledo, nunca han promovido un solo pacto, los pactos les repugnan", dice el presidente. La oposición le achaca ser "poco valiente" y haber roto "el consenso" existente con el Plan Hidrológico 2022-27

Javier Lambán, en la tribuna de las Cortes para explicar el Plan Hidrológico del Ebro 2022-2027. CORTES

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha defendido el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro 2022-27 este martes en el pleno de las Cortes de Aragón, que considera "bueno, positivo y realista para Aragón", la única comunidad que ha logrado un aumento del número de hectáreas de regadíos previsto inicialmente, con 9.000 más y hasta un total de 38.433, que le confieren el 61% de todo el regadío programado en el plan. El jefe del Ejecutivo ha sido muy duro con el PP, al que ha acusado de "dinamitar" habitualmente los acuerdos relacionados con el agua.

Lambán ha comparecido a petición propia para informar sobre este plan, del que dio cuenta el Consejo del Agua el pasado 8 de abril, que garantiza la ejecución de obras hidráulicas como Yesa, Mularroya, Almudévar o Santolea, pero retrasa hasta posteriores planificaciones otras 30 regulaciones. Así se lo reprocharon los grupos de la oposición, que acusaron al PSOE de haber sido "poco valiente", dejar el Pacto del Agua "en los huesos" o haber roto "el consenso" existente.

El presidente, muy crítico especialmente con el PP en su respuesta a Mar Vaquero, ha resaltado que el plan aprobado inicialmente tiene por primera vez limitación temporal y plantea la cogobernanza del agua, con una financiación de 3.769 millones de los que el 28,8 % los aporta el Gobierno y el resto las comunidades, siendo Aragón, con 503 millones, la que más.

“En materia de regadíos no me pueden dar ninguna lección. De los regantes se preocupan cuando llegan las elecciones. Ustedes no sé si los escuchan, pero no los entienden y tratan de utilizarlos. Ha tenido la rara habilidad, y es inteligente políticamente, de hacer de la mentira un arma permanente de su discurso. Y digo que es inteligente porque cuesta mucho más desmentir que mentir. Y cada cinco mentiras que dicen ocupamos todo nuestro tiempo para desmentir dos".

Es decir, continuó el presidente, "siempre quedan tres sobrevolando y que algún tipo de rendimiento le sacarán entre los ciudadanos. No obstante, esas tres mentiras que no nos da tiempo a combatir se les volverán como un bumerán porque toman por tontos a los regantes y a todos los interlocutores".

"No se sabe muy bien a qué cifra juegan ustedes. Hay que saber lo que es una hectárea, más o menos como un campo de fútbol. No saben de lo que hablan. No han puesto nunca ni una hectárea de regadío"

Javier Lambán - Presidente del Gobierno

decoration

Además, reprochó a los populares no tener ni idea de lo que son las hectáreas. "No se sabe muy bien a qué cifra juegan ustedes. Hay que saber lo que es una hectárea, más o menos como un campo de fútbol. No saben de lo que hablan. No han puesto nunca ni una hectárea de regadío", les recriminó.

Aun más, dirigiéndose directamente a la portavoz del PP, le preguntó cómo se atrevía a hablar de reserva hídrica. "Habrá tenido un lapsus", le dijo antes de recordarle que fue "su partido el que se cargó la reserva hídrica" en el Supremo. "¿Cómo tienen esa capacidad proverbial de mentir para decir ahora que hay que defender la reserva hídrica?".

Fue un duro repaso de Lambán al PP, un partido que en Aragón siempre ha tenido que combatir con las exigencias que le han llegado desde Madrid, intentando situarse de perfil muchas veces sin conseguirlo. "Su propio líder nacional --en referencia a Pablo Casado--, exlíder porque cambian de líder con cierta frecuencia, vino aquí a Zaragoza a defender el trasvase del Ebro".

Mar Vaquero, portavoz del Partido Popular en las Cortes. CORTES

Fue el pasado diciembre, cuando llegó para estar presente en la investidura de Azcón como presidente. "¿Por qué son tan cínicos cuando hablan de temas de agua si la historia les quita la razón absolutamente? Por no participar no han participado en ningún pacto. Siempre han manifestado reticencias a cualquier cambio en la planificación hidrológica".

No se detuvo ahí Lambán, que llegó a decir que al PP "lo que ocurra con los regantes les importa un bledo. Nunca han promovido un solo pacto, los pactos les repugnan. Tratan de dinamitarlos cuando están en la oposición y de imponerlos cuando están en el Gobierno. Si el PP quiere que haya un acuerdo, lo habrá. Me temo que su voluntad será dinamitarlo. En todo caso, ustedes se reunirán con los regantes sin escucharlos y nosotros haremos del campo aragonés un campo más ejemplar en España".

Por primera vez el plan que se aprueba "es realista, participativo y plantea una cogobernanza en todo lo que tiene que ver con el agua", explicó Lambán, que recordó que supone una inversión de 3.769 millones, de los que el 28,78% los aporta el Gobierno de España y los demás las comunidades. Aragón, con 503 millones, es la que más aporta de todas. "A la luz de lo ocurrido en los últimos 40 años, hemos hecho solo en seis el 26,6% del total. Hemos más que triplicado el ritmo anual de regadíos”.

"Otro fracaso de Lambán"

La portavoz del PP, Mar Vaquero, respondió a Lambán que los socialistas "no han escuchado a los regantes, solo se escuchan a sí mismos", asegurando que el presidente "ha roto el consenso y la unanimidad". El nuevo Plan del Ebro "va en contra" de la industria agroalimentaria y "acaba" con miles de hectáreas de regadío y 30 proyectos de embalses, constituyendo "un nuevo fracaso" para el Ejecutivo aragonés.

La popular señaló a Lambán como el responsable de “romper el consenso” en torno al Pacto del Agua, ya que con este Plan de Cuenca se “entierra la unanimidad y el acuerdo”. También se pierden 30 obras de regulación “que ya no se recuperarán" y olvida "la regulación del Gállego, ni una alternativa para Biscarrués”. Además, el documento elimina 40.000 hectáreas de transformación de regadío y 160.000 de modernización. 

Por todo ello, Vaquero aseguró que este Plan Hidrológico del Ebro se convierte “en otro fracaso de Lambán, van ustedes de derrota en derrota”, concluyó la portavoz conservadora, que lamentó que Lambán “no haya escuchado a los regantes”.

Un instante del pleno de este martes en el Parlamento autonómico. CORTES

Por Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, recordó que en el Consejo del Agua el plan fue aprobado solo por 41 votos a favor, con 30 abstenciones, las de "todos los regantes", y que la oposición ha salido del propio cuatripartito. Mientras tanto, Santiago Morón, de Vox, cree que supone el "punto y final" del Pacto del Agua porque la postura de Aragón ha sido "poco valiente" frente al ministerio.

Desde IU, Álvaro Sanz ha valorado el "cambio de enfoque" de este plan aunque ha abogado por dejar de lado el "cortoplacismo", al tiempo que entre los grupos que apoyan al gobierno, Jesús Guerrero, del PAR, ha considerado "una gran noticia" que el plan hable de regadíos y reserva hídrica, de depuración de agua y de la limpieza del cauce del Ebro. "Hablar de agua es hablar de Aragón y de la defensa de la misma frente a los trasvases ruines".

Joaquín Palacín, de CHA, ha explicado los seis votos particulares que emitió en el Consejo que pasan por rechazar el trasvase, abandonar la construcción de grandes pantanos, priorizar los planes de restitución o incluir una unidad de gestión pública de la energía en la cuenta del Ebro. Por último, Nacho Escartín, de Podemos, ha resaltado que los consensos en torno a este asunto se están "tambaleando", que el plan recoge muchas recomendaciones ambientales y que su partido votó en contra porque se sigue impulsando Yesa y Almudévar y solo está a favor de los embalses eficientes y sostenibles y no se incluye el plan de restitución de Jánovas.

Compartir el artículo

stats