GRANDES INFRAESTRUCTURAS

La ministra de Transportes anuncia que "al final del verano" se abrirán 10 kilómetros más de la N-232 desdoblada entre Gallur y Mallén

Raquel Sánchez asegura que se está trabajando en este estreno parcial del tramo al que le faltarán solo 5 kilómetros para culminarlo, pero ya en otoño de 2023 / El Consejo de Ministros dio en abril luz verde al segundo modificado de obra que la encarece en 4,66 millones más, y ya van casi 10 de sobrecoste sobre los 55 iniciales

Trabajos de asfaltado en la obra de la autovía A-68 entre Gallur y Mallén.

Trabajos de asfaltado en la obra de la autovía A-68 entre Gallur y Mallén. / JAIME GALINDO

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha anunciado este miércoles en su visita al polígono de Malpica de Zaragoza que la autovía A-68 estrenará «al final del verano» diez kilómetros más en el tramo que se está desdoblando de la N-232 entre Gallur y Mallén. Así lo ha afirmado en declaraciones a EL PERIÓDICO, en base a las previsiones con las que se trabaja en su departamento y que todo apunta a que será en septiembre como fecha más probable, ya que depende no solo de la finalización de los trabajos, que actualmente se encuentran muy avanzados, sino también de obtener los permisos pertinentes para que los usuarios puedan tener continuidad desde el entronque con la salida de Gallur y poder desviarse hacia la autopista AP-68 en el punto en el que finalizará el nuevo tramo a poner en servicio.

Las obras, que se adjudicaron en su día por 55 millones de euros a la unión temporal de empresas formada por Sando y Copisa, avanzan dentro del nuevo plazo marcado por el ministerio y, según ha podido saber este diario, no estarán totalmente finalizadas hasta otoño de 2023, aunque no se descarta un adelanto sobre la esa fecha prevista para esos casi cinco kilómetros que restarán en el tramo más próximo a la localidad de Mallén.

Casi diez millones más cara

Nuevo plazo y nuevo precio para una obra que ya acumula más de 9,3 millones de euros de sobrecoste, después de que el pasado mes de abril se diera luz verde al segundo modificado del proyecto, que encarecía los trabajos en 4.466.054,66 euros. Con los 4,8 que ya se habían añadido meses atrás, el encarecimiento se aproxima ya a los 10 millones de euros, más de un 15% por encima del precio de adjudicación

Pero además, según las fuentes consultadas por este diario, esta cifra está aún lejos de ser la definitiva, ya que la obra entra dentro de los parámetros establecidos por el ministerio para asumir las consecuencias del incremento de los costes derivados de la subida de precios de los materiales desde que estalló la guerra en Ucrania, y sobre todo la escalada de precios de la energía. Todo ello se está analizando por parte de los técnicos de cara a concretar qué cifra podría tener que asumirse con cargo al erario público.

Mientras, la ministra ayer ensalzó el «compromiso» que está demostrando Transportes con este corredor de la A-68 en Aragón, ya que también tiene previstas unas obras en el entorno de Zaragoza, en el paso inferior proyectado bajo el cuarto cinturón de la ciudad, en el tramo que conecta con El Burgo.

Cesión a Zaragoza para electrificar las cocheras

Además, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha anunciado también que ha aprobado la cesión en favor del Ayuntamiento de Zaragoza de la titularidad de un tramo de 522,6 metros de longitud en la carretera multicarril de la A-68 (antigua N-232) que se traducirá en la consiguiente modificación de la Red de Carreteras del Estado.

Se acepta una solicitud del consistorio realizada con fecha 23 de noviembre de 2021, para obtener este tramo a la altura de las cocheras de Avanza en la carretera de Castellón. La petición se hizo para las obras de electrificación en estas instalaciones.