El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

Teruel sumará 450 megavatios de renovables con una arteria eléctrica clave para su futuro

La línea de muy alta tensión Mezquita-Platea, largamente demandada, empezará a construirse en otoño y verá la luz en 2024 tras una inversión de 48 millones. Ya está en obras la nueva subestación de este eje, que es estratégico para el tren, la industria y la economía de la provincia

Arturo Aliaga, Rosa Serrano, Beatriz Corredor, Ángel Carbonero y Emma Buj, este martes en una visita a las obras de la futura subestación eléctrica de Platea.

Hay infraestructuras públicas muy conocidas y reconocidas socialmente y otras que pasan desapercibidas pero son cruciales para el desarrollo económico de un territorio, el bienestar de la población y los intereses generales del Estado. Entre las segundas se encuentran las redes de transporte de la electricidad, una cuestión estratégica en la que Teruel va dar un salto de gigante con la nueva línea de muy alta tensión (400 kilovoltios) Mezquita-Platea, que incrementar su poderío en energías renovables. Red Eléctrica empezará a construirla en otoño con el objetivo de que pueda ponerse en marcha en 2024.

Esta arteria, de 58 kilómetros de longitud, discurrirá por 14 municipios y requerirá una inversión de 48 millones de euros. El primer hito para su impulso es la construcción de la subestación eléctrica Platea, situada en el término de la capital turolense, aunque próxima al municipio de Celadas, cuyas obras están ahora en el ecuador y concluirán a finales de año tras ejecutar una inversión de 10 millones de euros.

Los detalles del proyecto fueron dados a conocer este lunes durante una visita a la instalación que se está levantando, un acto en el que participó Beatriz Corredor, presidenta de Red Eléctrica (grupo Redeia), la empresa semipública encargada de levantar estas grandes infraestructuras como operador único de la red nacional de transporte de la electricidad. También asistió el vicepresidente de Aragón y consejero de Industria, Arturo Aliaga; la delegada del Gobierno en la comunidad, Rosa Serrano; y la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, así como varios regidores de los municipios por donde pasará la nueva conexión eléctrica.

La actuación es clave para el futuro de Teruel ya que resulta imprescindible para hacer posible la electrificación y modernización de la línea de tren Zaragoza-Teruel-Sagunto, integrado en el corredor Cantábrico-Mediterráneo, pero también para la mejora del suministro en la plataforma logística Platea, con lo que incentivará el atractivo de este polígono para la captación de proyectos industriales y empresariales.

Permitirá además conectar al sistema eléctrico 450 megavatios de parques eólicos y fotovoltaicos de la provincia, una capacidad que previsiblemente el Ministerio para la Transición Ecológica repartirá por concurso entre los promotores que más valor añadido se comprometen dejar en la zona. La regulación de este nuevo mecanismo de adjudicación está ahora en tramitación, pero sigue los pasos del modelo de transición justa puesto en marcha en Andorra para la asignación de 1.100 megavatios que quedaron liberados con el cierre de la térmica de carbón, un proceso cuyo resultado se espera conocer en septiembre.

La nueva autopista eléctrica es una obra largamente demandada en la provincia, cuya ejecución estaba prevista hace más de una década pero que el Gobierno de España fue posponiendo por diferentes motivos. Ahora se convierte en una de principales actuaciones contempladas por Red Eléctrica para el periodo 2021-2026 en Aragón, donde espera invertir 338 millones de euros en este sexenio.

El nuevo eje tendrá continuidad hacia la Comunidad Valenciana, hasta Requena, e incluirá la ampliación de la subestación de Mezquita, que costará más de 2 millones de euros, y la construcción de otra en La Puebla de Valverde.

«Diálogo y el consenso» con los municipios

«La riqueza renovables de este territorio va a ser mucho mayor», aseguró Corredor, quien aseguró que es un proyecto de la "máxima relevancia" para España y la necesidad de acelerar la transición ecológica. En este sentido, aseguró que Red Eléctrica pretende que sus infraestructuras tengan un impacto «relevante» y «positivo» en el territorio, para lo cual expresó su disposición al «diálogo y el consenso» con los municipios. «No siempre se puede hacer todo lo que los alcaldes quieren y pero si podemos mejorar los diseños originales para que sea lo más beneficiosos posibles», apuntó.

Corredor también ofreció la "complicidad" con Teruel de otras empresas del grupo Redeia, como Reintel e Hispasat, para mejorar la conectividad a internet de la provincia.

«Teruel ha dado millones de megavatios hora para que España se desarrolle. Ahora hay que intentar devolver algo de todo eso», defendió Aliaga, quien consideró que obras como la línea de Platea son la vía de resarcir a la provincia e impulsar su crecimiento industrial y económico. Destacó asimismo el trabajo realizado desde el Gobierno de Aragón para desbloquear este proyecto y que volviera a ser prioritario en la planificación energética del Estado.

Por su parte, la alcaldesa de Teruel consideró una "buena noticia" el lanzamiento de esta actuación en una provincia "ávida de inversiones" y destacó la importancia de las infraestructuras energéticas para el crecimiento de este territorio.

Compartir el artículo

stats