Kiosco

El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

El fiscal pide 13 años por embestir en coche a dos policías durante una persecución en la AP-2

Los cuatro acusados protagonizaron una huida de 40 kilómetros entre Zaragoza y Lérida

Antigua zona de peaje de la AP-2 a la altura de Pina.

La Fiscalía de Huesca solicitará penas que oscilan entre los 11 y los 13 años y medio de cárcel para cuatro personas detenidas en febrero de este año tras protagonizar una espectacular y peligrosa huida en coche al ser descubiertos robando en el interior de vehículos estacionados en un área de servicio y un restaurante de la AP-2 y de la N-2 de la provincia de Zaragoza.

 Asimismo, el ministerio público pedirá indemnizaciones por valor de casi 7.000 euros por los daños físicos y materiales causados por los acusados.

En su temeraria huida, realizada a gran velocidad, arrojando maletas y enseres robados e invadiendo continuamente el lado contrario, los sospechosos embistieron a un vehículo de los Mossos d’Esquadra que se hallaba estacionado en el antiguo peaje de Lérida. El coche participaba en el dispositivo de búsqueda y en su interior se hallaban dos agentes que sufrieron lesiones a causa del impacto.

El fiscal considera que Claudio Andrés R. B., con antecedentes por hurto, conducía el vehículo, un Kia Carens, sin tener carnet y “con evidente desprecio a la seguridad vial”. En compañía de Giovanni Andrés F. G., Juan Ignacio F. P. y Ángel A. S. se dirigieron al área de servicio Los Monegros, en la AP-2, en el término de Candasnos. Allí, agrega el acusador, fracturaron la ventana trasera de un Ford Focus y se apoderaron de los objetos que había en su interior, entre ellos un portátil.

A continuación se dirigieron a un restaurante existente en la N-2, en la travesía de Bujaraloz, donde asimismo reventaron la ventana trasera de un Mercedes Benz y se apoderaron de maletas, bolsos, tabletas, gafas y ropa térmica, por un valor de más de 3.000 euros.

Conducción temeraria

De allí huyeron a gran velocidad por la carretera N-211 al percatarse de que eran seguidos por efectivos de los cuerpos y fuerzas de seguridad. En su huida, de un total de 40 kilómetros, pusieron en peligro la vida de los viandantes que iban por el arcén. Además arrojaron objetos desde el coche para frenar a sus perseguidores o provocar un accidente.

Finalmente, al llegar al peaje de Lérida en la LL-12, un ramal existente entre la AP-2 y la capital del Segre, embistieron un vehículo policial de los Mossos d’Esquadra que se encontraba en ese punto. Uno de los agentes que estaba dentro sufrió una contractura cervical, y otro policía resultó con un esguince en el cuello, entre otras lesiones. Asimismo, el coche sufrió daños materiales por la violencia del impacto. 

En su calificación, el fiscal solicita la apertura de juicio oral y califica los hechos de robo con fuerza en las cosas, conducción temeraria agravada, atentado agravado y conducción sin permiso en el caso de Miguel Ángel A. S.

Al resto de los imputados los acusa de autores de robo con fuerza en las cosas de carácter continuado y de cooperadores necesarios en un delito de atentado agravado así como en otro de conducción temeraria agravada.

Además, en tres de los imputados concurre la circunstancia agravante de reincidencia o multirreincidencia en el caso de los delitos de robo con fuerza o de conducción sin estar en posesión del permiso reglamentario

Compartir el artículo

stats