Una veintena de militares ucranianos serán instruidos por el Ejército español en el campo de maniobras de San Gregorio de Zaragoza en el uso de carros de combate, artillería de campaña y baterías antiaéreas. El Ministerio de Defensa ha confirmado la información adelantada por El Mundo que los militares ucranianos previsiblemente llegarán el próximo lunes a España para iniciar el entrenamiento que se prolongará durante un mes aproximadamente.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, manifestó ayer en Lisboa el apoyo "sin fisuras" de España a Ucrania, concretado mediante el envío de material militar, y avanzó ya la puesta en marcha de una "posible misión" de la Unión Europea de asistencia a Ucrania. Una operación que, según precisó, "por razones de eficacia, podría desarrollarse no solo en países limítrofes sino también en territorio nacional, donde se dispone de las mejores opciones de simuladores, centros de adiestramiento e instructores especializados", informó Defensa en un comunicado.

Con la instrucción de los militares ucranianos en territorio nacional, España da un paso más en el apoyo "decidido y sostenido en el tiempo" a Ucrania, como aseguró Robles ante sus homólogos de la Unión Europea en la reunión de Praga del pasado 30 de agosto. Un día después partían desde la base aérea de Rota (Málaga) dos aviones cargados con munición de artillería de campaña de grueso calibre, a los que se sumaron otros dos días después.

El quinto y último vuelo hasta la fecha, cargado con el mismo armamento, despegó de la base área de Torrejón de Ardoz (Madrid) el pasado día 6, y en conjunto suman 75 palés de munición, un suministro que, según Defensa, fue solicitado "con la más alta prioridad" por las autoridades ucranianas. Ese mismo día se envió un camión con material sanitario respondiendo a una solicitud expresa efectuada por el ministro de Defensa de Ucrania durante la reunión de Praga y en agosto partieron veinte tráiler con material y uniformes para condiciones invernales preparados por el Ejército de Tierra.