El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

EL NUDO DE ANDORRA

La reacción de los partidos: entre la reprobación y el escepticismo

Las formaciones de izquierdas recuerdan que la empresa no quiso acometer la descarbonización, mirando "por sus intereses" y dejando "tirados" a sus trabajadores con el cierre de la térmica

Momento de la demolición de las torres de refrigeración de la central térmica de Endesa. JAIME GALINDO

Fue el presidente de Aragón, Javier Lambán, el primero en "lamentar" que haya sido Endesa la empres adjudicataria de la explotación del Nudo Mudéjar, que gestionará los 1.200 megavatios que se liberaron con el cierre de la central térmica. No señaló directamente a esta empresa, más bien su disgusto por que el proyecto no haya caído en una energética aragonesa. El mismo camino, pero siendo mucho más duros con la empresa elegida, han seguido la mayoría de los grupos parlamentarios, muchos de ellos claramente disconformes con que el concurso lo haya ganado Endesa. Son como poco escépticos.

Entre los socios de Gobierno del cuatripartito, el PAR no hizo un pronunciamiento público como partido, más allá de que el vicepresidente Arturo Aliaga dijese el lunes que hay que ser "escrupulosos" con la exigencia de "que se cumplan los compromisos adquiridos con este concurso".

En Podemos Aragón fueron mucho más duros. "Ya sabemos cómo ha actuado Endesa con Andorra, mirando siempre y exclusivamente sus propios intereses. No podemos esperar mucho de un gigante empresarial que no quiso acometer las inversiones necesarias para llevar a cabo la descarbonización de la central térmica, a pesar de sus beneficios billonarios", manifiesta Marta de Santos.

La portavoz de Podemos Aragón cree que Endesa "ha dejado a toda una población en el aire a expensas de llevarse el Nudo Mudéjar, por lo que nosotros no deberíamos volver a dejar el futuro del territorio en manos de una empresa privada para la que solo cuentan sus beneficios y que no se preocupa lo más mínimo por los intereses de esta zona y sus gentes. Seríamos ingenuos si esperásemos algo de Endesa, pero desde luego sí debemos exigirle el cumplimiento íntegro y hasta la última coma del pliego de condiciones, con una especial atención a generar empleo para la gente de Andorra y la zona de influencia".

Igual de contrario se muestra Álvaro Sanz, portavoz de Izquierda Unida, que habla de "escepticismo", sobre todo en lo referente "a la generación de empleo y de actividades económicas diversificadas". Porque existía la oportunidad "de fortalecer otra forma de producir energía en base a modelos más pegados al territorio y con vocación social, pero todo apunta a que esto no va a suceder".

Un parque solar ocupará los terrenos de la central. ENDESA

Además, el coordinador general del partido en Aragón cree que "concentrar en pocas manos" la producción energética renovable "no va a facilitar la necesaria planificación". Además, "de nuevo Endesa se hace con todo, un gigante del oligopolio que ya dejó tirados a sus trabajadores tras el cierre de la central".

José Manuel Salvador, secretario territorial de CHA en las comarcas turolenses, advierte en primer lugar de que los 3.500 puestos de trabajo con una inversión de 1.200 millones de euros anunciados para el entorno de Andorra "se refieren solamente a la fase de construcción". Es decir, "no son oportunidades estables de empleo, que es lo que realmente necesita" la zona. "Endesa tiene una deuda histórica con la zona que ya es hora de que empiece a saldar".

Desde el PSOE Aragón, Vicente Guillén estima que esta decisión "supone un espaldarazo muy importante para los planes de reindustrialización de la provincia turolense y estamos contentos de poder decir ya que es una realidad", aunque al mismo tiempo lamenta que la adjudicataria "no haya sido una empresa aragonesa" porque "su solvencia técnica y su compromiso con el territorio están más que contrastados". "Lo hemos defendido así siempre y lo seguimos defendiendo ahora". 

La otra bancada

Al otro lado del arco, Mar Vaquero (PP) considera "lamentable" que una noticia tan importante "haya llegado a través de un tuit" y es una pena "que se hayan quedado fuera empresas aragonesas de fuerte raigambre turolense y mucha sensibilidad con el territorio". 

"Había 11 empresas interesadas en la adjudicación con proyectos para revitalizar el desarrollo socioeconómico y algunas los habían hecho públicos; Endesa todavía no, por lo que no sabemos qué proyectos e inversiones tiene previstos ni dónde los piensa ubicar exactamente, lo que genera incertidumbre en docenas de localidades de la zona que hay que despejar cuanto antes", dice la portavoz popular, que recuerda que Pedro Sánchez y la ministra Teresa Ribera "siguen sin cumplir su palabra" con el convenio de transición justa.

Desde Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo entiende que hay que ser "prudentes" porque de momento "solo tenemos encima de la mesa el resultado" de un concurso entre empresas. "Estamos viendo cómo la iniciativa privada es la única que aporta soluciones para potenciar económicamente una zona que se ha quedado muy tocada con el cierre de la Térmica", dice el líder de la formación en Aragón, que espera que las inversiones y los puestos de trabajo "lleguen y se activen cuanto antes para que toda la zona vuelva a tener futuro". Para rematar, el portavoz naranja recuerda a Pedro Sánchez que de anuncios "todavía no se come y de momento solo tenemos un anuncio".

Imagen de la antigua central térmica de Andorra. S. E.

Desde Vox, Santiago Morón, su portavoz en las Cortes de Aragón, afirma que este proyecto "no podrá compensar el suicidio energético y de empleo que supuso la demolición de la Térmica". A la espera de conocer con detalle el proyecto ganador, "queda todo por explicar: el impacto ambiental y paisajístico, la posibles afecciones a otras infraestructuras y, por supuesto, el empleo fijo que generará".

Por último, en Teruel Existe no han querido entrar de momento en la cuantificación del número de empleos "porque siempre se tiende a inflar las cifras", pero si se genera tejido industrial y "diversificación de la actividad económica, de manera que no solo sea un monopolio de energías renovables y este tejido pueda ser más resistente a los avatares de la economía, sería favorable", explica Tomás Guitarte.

El líder de la plataforma ciudadana admite que dentro de los criterios sociales, "nos habría gustado que hubiese estado el mantenimiento de la central como un potencial recurso de futuro" y actividad económica. "Lamentamos que en este proceso no se haya podido salvar la Térmica como un recurso, aún más cuando el adjudicatario ha sido justo la empresa que era la propietaria de la central".

Compartir el artículo

stats