El Pirineo aragonés ha visto volar a 21 pollos de quebrantahuesos durante este año dentro del programa de reintroducción que se ha llevado a cabo en tres puntos diferentes de la geografía española y que ahora ha sumado siete ejemplares.

El inventario y seguimiento anual de la reproducción del quebrantahuesos es una labor fundamental para conocer la evolución de la población y el estado de conservación de la especie en Aragón.

Este programa permite conocer el tamaño poblacional, así como otros parámetros demográficos como la productividad o el éxito reproductor, indicadores de la salud de la población de esta especie amenazada en Aragón.

El inventario concluye que la población se distribuye por el Pirineo, Prepirineo y el Sistema Ibérico, que está constituida por 86 unidades reproductoras y de las que un tercio están compuestas por tríos poligámicos y han duplicado sus efectivos en los últimos 20 años.

19 pollos muertos

Durante la temporada anterior, nacieron de manera natural 40 pollos de quebrantahuesos en el Pirineo y Prepirineo aragonés a pesar de que murieron 19 y volaron 21.

Con estos datos, la productividad de la población aragonesa, entendida como el número de pollos que llegan a valor respecto a las analizadas, se sitúa en 0,24 mientras que el éxito reproductor es de 0,34.

Alta mortandad de pollos

Sin embargo, este año se ha detectado una alta mortandad de pollos de edad avanzada, algo que no es muy habitual y de lo que todavía se desconocen las razones exactas para este hecho. Hasta el momento, podría deberse a las altas temperaturas o la presencia de una enfermedad desconocida.

El trabajo de seguimiento de la población de quebrantahuesos, que se realiza tanto por Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón como por técnicos de la FCQ, consiste en el desarrollo de una serie de controles consecutivos en las áreas de cría y la identificación de posibles factores de perturbación de áreas de nidificación.

A estos hay que sumar los siete pollos que pudieron sacarse adelante en el Centro de Cría de Quebrantahuesos y que se han destinado a su liberación en los programas de reintroducción de la especie que desarrolla la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos con el Gobierno de Aragón.