La reforma de la Ley de Juventud en Aragón se ha aprobado este jueves casi por consenso, solo con los votos en contra de Vox, en una modificación de su texto que principalmente se centra en ampliar el Consejo de Dirección y en introducir en la ley actividades que antes no estaban previstas, como las colonias sin pernocta.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha defendido una ley que, en su opinión, permite avanzar en participación juvenil y "cambiar el ámbito de actuación del Instituto Aragonés de la Juventud".

"No es necesario que la actividad dure una semana como mínimo, ni la territorialidad; ya no es necesario que se pernocte fuera. Con la pandemia vimos claramente la necesidad de actuar porque no había regulación más que en las actividades con pernocta", ha señalado Broto.

El proyecto de ley plantea la modificación del articulado de la Ley 6/2015, de 25 de marzo, de Juventud de Aragón, en concreto el artículo 46, que fija los servicios que presta el Instituto Aragonés de la Juventud; y el artículo 62, que define las actividades juveniles de tiempo libre. También se modifica la disposición adicional primera, dedicada al Consejo de Dirección, que se amplía.