Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

POLÉMICA ZANJADA

El fin del "Incesto, violación, Derecho campeón": El equipo de rugby no repetirá más su grito

El decanato de la facultad inicia un proceso de mediación para asegurar su erradicación

Campo de rugby de la Universidad de Zaragoza

El fin de los cánticos. El decano de Derecho y representantes del equipo de rugby masculino de la facultad se reunieron ayer para zanjar la polémica. El acuerdo, que irá a más con el paso del tiempo, cuando tras recabar toda la información posible se tomen las medidas oportunas, concluyó con que nunca más se escuchará en el recinto universitario aquello de «Incesto, violación Derecho campeón», ni en el Trofeo Rector ni en otro tipo de contexto.

Las dos partes compartieron la visión de que el canto había quedado totalmente fuera de lugar, que podía resultar ofensivo para algunas personas y que «la tradición», justificación para algunos miembros que ayer revelaba EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, no podía continuar.

A partir de ahora, todo queda en manos de la Universidad de Zaragoza y su ley de Convivencia, renovada hace solo unos cursos. «Esta ley apuesta por la mediación, por el entendimiento de las partes, por lo que ahora se abre un proceso para recabar toda la información y tomar las medidas oportunas», aseguran fuentes de la institución académica, que no adelantan la línea en la que pueden ir esas medidas.

La propia Universidad de Zaragoza lamentaba los actos y reforzaba su «rechazo y condena» a que hubieran tenido lugar durante tanto tiempo dentro del campus. Asimismo, el campus público aragonés recordaba la existencia de su plan de Igualdad, desde 2016, y su protocolo contra el acoso, de 2014, muestras del «compromiso» de la institución con el respeto.

Junto a la reunión entre el decano de Derecho y los representantes del equipo de rugby, ambas formaciones lanzaron sendos comunicados, con el objetivo de aclarar lo sucedido y mostrar la actuación que desde ahora se mantendrá.

«La Facultad de Derecho manifiesta su rechazo y condena contra todo tipo de acciones que puedan incitar a la violencia contra las mujeres o contra cualquier otro colectivo», detallaba el comunicado de una facultad que asegura una actuación para esclarecer «los hechos que se han denunciado por si, en aplicación de la nueva Ley de Convivencia, pudieran ser constitutivos de algún tipo de responsabilidad, incluidas las disciplinarias».

Así, con todo, desde el decanato valoraron «positivamente» alguna actuación realizada por los miembros del equipo de rugby masculino para «manifestar públicamente su arrepentimiento y a pedir disculpas por lo sucedido».

La Universidad valora como « muy positivo» el arrepentimiento mostrado por el equipo

decoration

Una acción que no tardó mucho en llegar, ya que el propio equipo de rugby emitió poco después un comunicado en sus redes sociales. Unas redes que, por cierto, aparecen ya sin la firma I. V. D. C. («Incesto, violación, Derecho campeón»), con las que habitualmente firmaban sus publicaciones. Una muestra más del arrepentimiento de los miembros del equipo.

«Queremos dejar claro que condenamos firmemente cualquier tipo de violencia verbal o física hacia las mujeres o cualquier otro colectivo», comienza un comunicado que asegura que «en ningún caso nuestra intención al proferir este grito era muestra nuestro apoyo a este tipo de conductas totalmente despreciables».

El texto hace, una vez más, alusión a la instaurada costumbre en la facultad, que «en los últimos 20 años no había sido objeto de recriminación alguna por ningún equipo o miembro de la Universidad ni de ninguna institución».

«No obstante, queremos pedir disculpas si en algún caso alguna persona o colectivo ha podido sentirse ofendido», culmina el comunicado emitido en las redes, que cierra asegurando que todo el equipo de rugby masculino decide «eliminar el grito y no cantarlo nunca más». 

Compartir el artículo

stats