Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

SESIÓN PLENARIA EN LAS CORTES DE ARAGÓN

El PP critica la "mini reforma" fiscal que solo convence al cuatripartito

La portavoz del PP y el consejero se cruzan acusaciones de "mentir y falsear las cuentas". IU y Cs no la ven "progresiva" y se preguntan si "hay margen" para el pacto con el Gobierno

La portavoz de Hacienda del PP, Mamen Susín califica de "mini" la reforma fiscal del Gobierno de Aragón. CORTES DE ARAGÓN

La reforma fiscal del IRPF es el principal campo de batalla actualmente entre el Gobierno cuatripartito y los grupos de la oposición. Los ataques que se dedicaron ayer, en la sesión plenaria celebrada en las Cortes de Aragón, la portavoz del PP en Hacienda, Mamen Susín, y el consejero del ramo, Carlos Pérez Anadón, han dejado patente que no solo no comparten modelo sino que la intención de acordar esta rebaja fiscal para los aragoneses es lejana, casi inalcanzable.

La portavoz conservadora ha pasado de calificar la propuesta del Ejecutivo aragonés de "maquillaje fiscal" a "mini reforma". Susín insiste en que la propuesta que rebaja en medio punto el tipo impositivo del IRPF en las rentas desde los 12.450 euros a los 50.000 "no es suficiente". Asegura que el Gobierno "miente" y que los aragoneses "seguirán pagando más que la media española por el IRPF".

"La mini reforma del IRPF que plantean afecta poquito. Aunque menos es nada. Pero para los aragoneses –que hoy somos los segundos que más IRPF pagamos–, para que nos quedemos en la media nacional, tienen que bajar 1 punto. Con su mini reforma seremos los que más pagamos después de Cataluña o Asturias", ha recalcado la popular, que avanza que si lo que espera el Gobierno es "el seguidismo del PP", mejor que no les esperen.

El consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, Carlos Pérez Anadón, en el pleno de este jueves.q CORTES DE ARAGÓN

El consejero ha tirado como en el último pleno de tablas y gráficas en su intervención. Pérez Anadón ha asegurado que la suya es una propuesta "alejada de extremismos", "en la media de las presentadas por los grupos parlamentarios de la oposición" y "que da respuesta a las necesidades de las clases bajas y medias en el IRPF".

Ha defendido, además, que su reforma "garantiza la correcta prestación de los servicios públicos y el cumplimiento de los preceptos de igualdad, progresividad y no confiscatoriedad que rigen la Constitución Española".

Para darle mínimamente la razón al PP, Pérez Anadón ha reconocido que la propuesta aragonesa es "un ajuste", pero que está "perfectamente engarzado con la reforma del Gobierno de España" que, defiende, sí que dejará un efecto contante y sonante en los bolsillos de los aragoneses con menos recursos.

Al mismo tiempo, ha incidido, "pedimos un pequeño esfuerzo asumible y adicional a quienes tienen mayor capacidad económica". Esto es, ha añadido el socialista, a quienes tienen más renta y también "a ocho grandes empresas nacionales" a través de los impuestos medioambientales y sobre las grandes áreas de venta.

Estos, ha insistido, llevándole la contraria al PP, "solo los pagarán esas ocho empresas; no todos los aragoneses", como había deslizado Susín en su intervención.

Mientras el Gobierno insiste en que con su reforma fiscal, Aragón pasará a situarse junto a la media nacional en el IRPF, los populares aseguran que no será así. Las cifras de Hacienda dicen que el tipo impositivo autonómico es idéntico al estatal hasta los 35.200 euros, mientras que es más alto el autonómico que el estatal a partir de las rentas de 50.000 euros.

Pero las explicaciones no convencen al PP, que sigue reclamando una bajada mayor para las rentas trabajadoras y medias, con hasta un punto de reducción respecto al tipo impositivo anterior; es decir, medio punto más que lo planteado por el Ejecutivo de Javier Lambán.

"No vamos a secundar una propuesta que no alivia la carga fiscal sobre los aragoneses. No mientan más que les pillamos una vez detrás de otra", zanjó Susín.

El portavoz de Ciudadanos en Hacienda, José Luis Saz, este pleno. CORTES DE ARAGÓN

También desde la oposición, Álvaro Sanz, portavoz de IU, consideró que la reforma no es progresiva, reclamó que la rebaja no afecte a la garantía de unos servicios públicos de calidad y se preguntó si sigue habiendo margen para el acuerdo más allá de lo pactado por el cuatripartito.

En este sentido, desde Cs, el portavoz de Hacienda José Luis Saz vio con optimismo las posibilidades de enmienda, especialmente, en las deducciones en el IRPF para la compra o alquiler de vivienda para los jóvenes, aunque coincidió con Sanz en la "falta de progresividad".

Desde Vox, David Arranz insistió en su mensaje de que es una reforma "electoralista".

Compartir el artículo

stats