Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

EL CAMINO A LAS ELECCIONES MUNICIPALES Y AUTONÓMICAS

Álvaro Sanz: "IU no esperaba gran cosa de la vocación de izquierdas del cuatripartito"

El coordinador autonómica de IU ha anunciado esta semana que se presentará a las elecciones autonómicas de mayo de 2023

Entrevista a Álvaro Sanz tras anunciar su candidatura por IU a las elecciones autonómicas. ANDREEA VORNICU

Álvaro Sanz (Ejea de los Caballeros, 1977) volverá a ser el cabeza de lista de Izquierda Unida para las autonómicas de 2023. El coordinador de IU Aragón ha sido el único diputado de izquierdas en la oposición esta legislatura.

¿Qué objetivo se marca?

El objetivo es ganar las elecciones. Lo que queremos es que la izquierda transformadora sea determinante en la gobernabilidad de Aragón.

¿Ha hecho más desde fuera que si hubiera entrado al Gobierno?

Desde fuera hemos tenido una visión global para defender las propuestas que Aragón necesita desde la izquierda. Hemos sido imprescindibles como contrapunto a una dejación ideológica por parte del cuatripartito, que ha abrazado la transversalidad y unas posiciones conservadoras en cuanto a los servicios públicos y el modelo productivo. Y también el contrapunto a la otra oposición, estéril, destructiva y contraria a los intereses generales en momentos muy críticos. IU ha sido honesta y leal, pero exigente para dar alternativas por la izquierda. Eso trasciende al ámbito de una consejería, a este sistema del cuatripartito de compartimentos estancos que, a mi juicio, poco ha servido para afrontar por la izquierda a la acción de Gobierno.

¿Asume que si hubiera entrado en el Gobierno solo habría tenido mando en una consejería?

IU no hubiera asumido nunca el «tú te quedas con lo tuyo, yo me quedo con lo mío». Ha habido retos que tenían que haberse afrontado de forma colectiva. Para mí es un error de la acción de este Gobierno. Aunque es útil en clave de estabilidad, nosotros exigíamos una visión de conjunto para hacer frente al covid, reforzar los servicios públicos e impulsar un nuevo modelo productivo, aprovechando los fondos europeos. Eso no se puede hacer por la izquierda y por la derecha sin partirse. Para nosotros ha habido conformismo por parte de las fuerzas más a la izquierda, que creemos que no han puesto sobre la mesa esa agenda transformadora. En un gobierno plural hay que llegar a acuerdos, pero no los vemos modulados.

¿Están decepcionados?

No… IU no esperaba gran cosa… No tenía unas expectativas muy elevadas respecto a la vocación de izquierdas de este Gobierno. No tanto por el PAR, sino por el PSOE. Sí que esperaba que respondiese más por la izquierda a los retos que hemos tenido. No sé si la palabra sería defraudado.

En cada debate le recuerda al presidente Lambán los pactos incumplidos. ¿Qué ve prioritario?

Es fundamental una reforma estructural de la Sanidad, con en un modelo más preventivo que hospitalocéntrico. Hay que avanzar hacia un modelo de derechos sociales que garantice condiciones de vida digna. La reforma del IAI para pasarlo a la prestación complementaria del IMV es un error porque deja una competencia propia en manos del Gobierno central. En vivienda social el balance no puede ser más decepcionante. La ley de derecho a techo no se cumple.

Pero Vivienda tiene los mayores presupuestos de su historia.

Más fondos que nunca. IU ha introducido fondos para adquirir viviendas sociales, pero el resultado es la compra de 12 viviendas en 8 años. Lamentable. No creemos que la prioridad sea construir en los cacahuetes sin vocación social. Hay que volver a hablar de derecho a techo. En educación, es inaceptable que se haya subido un 16% los fondos a la concertada, y sigan cerrando aulas públicas.

Álvaro Sanz, coordinador de IU Aragón. ANDREEA VORNICU

Votaron a favor de la Estrategia de Recuperación Económica.

Sí, pero no se han cumplido las medidas que introdujo IU, como la empresa pública farmacéutica o que todas las ayudas económicas respeten el medio ambiente y la calidad en el empleo. Hemos exigido la planificación de las renovables y no se ha hecho. Tampoco el impulso de la economía social, ni a la agricultura social y familiar. En seis meses es muy complicado que al Gobierno le dé tiempo a cumplir, entre otras cosas, porque no quiere. No hay más que ver que hay 1.500 trabajadores despedidos de la Opel desde 2018 y en estos años le hemos inyectado 12 millones a la multinacional. Eso no es progresista.

¿Han comprado el marco de la derecha al hacer la rebaja fiscal?

Absolutamente. El Gobierno maquilla una bajada generalizada de impuestos, de la que hace gala. El que tiene 10.000 euros verá aligerada su carga en 50. Y el que tiene 90.000, en 42. Eso es una reforma lineal, no como la que quería IU, que era rebajar la aportación de quienes menos tienen e incrementar la de los que tienen más de 50.000 €. Hay que recordar que hay 275.000 aragoneses en situación de pobreza. Eso demuestra que el Gobierno no pone mecanismos frente a la desigualdad. Por eso creemos que el cuatripartito ha comprado en un cierto modo el marco de pensamiento de la derecha. La bajada de recaudación de 50 millones no se recupera con otros impuestos. Cuando se acaben los fondos europeos, al déficit de financiación de Aragón de 400 millones, se sumará esto. Estoy convencido de que una persona que cobra 10.000 euros prefiere pagar 40 o 50 y tener asegurada la Atención Primaria.

El Gobierno dice que no afectará a los servicios públicos.

Es su cuenta. Pero no es que no se tengan que ver afectados, es que se tienen que reforzar.

¿Ve margen para negociar la reforma fiscal y las cuentas?

Nuestras enmiendas van a ser políticas. No nos preocupa mover más o menos millones, porque a veces los mueven y no los gastan, como con la salud mental. Queremos blindar un modelo de servicios públicos y condicionar los fondos a la calidad del empleo. Margen hay si el Gobierno quiere. Y nos parece inaceptable lo que pasa en Cooperación: no se puede decir que llegaremos al 0,2% en la ley y poner un 0,09% en el presupuesto.

Álvaro Sanz. ANDREEA VORNICU

Al presentar IU sus cabezas de lista, ¿da por zanjada una coalición de izquierdas?

IU lleva toda su vida llamando a la unidad. Desde la noche electoral de las últimas elecciones hicimos un llamamiento a la construcción de un espacio de amplia base, con participación y programa. Lo que no vamos a hacer es esperar a nadie para tomar decisiones imprescindibles. Hemos dicho que IU va a estar ahí.

¿Hay reuniones para confluir?

No, no hay ninguna reunión a la vista. (Silencio).

A escala estatal, trabajan en coalición en Unidas Podemos. Ahora en Madrid hay tensión… ¿Estuvo la unión cerca alguna vez en Aragón?

IU ha hecho permanentemente un llamamiento al encuentro. Hemos mantenido reuniones, convocadas por IU, pero los avances son absolutamente mínimos. Nosotros trabajamos por una unidad con las personas que luchan por un Aragón distinto. Hay algo claro: IU quiere ser la izquierda transformadora que no se resigna.

¿Cree que el electorado de izquierdas entiende esta división?

Vuelvo a decir: la unidad se construye en torno a programas. No es cierto que seamos lo mismo y vayamos separados. Si vamos separados es porque no somos lo mismo. Cosa distinta es que tengamos que hacer un proceso de encuentro. Lo teníamos que haber empezado al inicio de la legislatura y eso no se ha producido. Y no hay más.

¿Cómo valora los choques entre Pablo Iglesias y Yolanda Díaz?

IU está convencida de la necesidad de una unidad de la izquierda transformadora para ganar el país, Aragón y superar la mediocridad que ha venido jalonando la acción política, principalmente por parte del PSOE. Y para cerrarle el paso a propuestas reaccionarias. No vamos a entrar en controversias sobre dimes y diretes.

¿No cree que alteran la situación las declaraciones de Iglesias?

Creo que es absolutamente estéril, que no suma y no aporta nada.

¿Qué opina de la polémica en torno a la ley del ‘solo sí es sí’?

Creo que es una ley histórica: por primera vez se sitúa el consentimiento en el centro de las políticas contra la violencia machista. Eso exige una revolución jurídica necesaria, imprescindible, para trasladar una cuestión que estaba en el sentir popular: que solo sí es sí. Todos los cambios en el Código Penal generan un proceso de consolidación. Hoy sabemos que la doctrina de la Fiscalía General del Estado determina que cuando alguien es juzgado antes de la reforma, y el resultado de la reforma recoge el mismo tipo penal, no cabe revisión. Por tanto, está claro que no puede haber revisiones automáticas. Y está claro que esas revisiones contravienen la voluntad del legislador, que es un principio fundamental del Derecho. La polémica ha sido interesada, con ataques infames y denigrantes contra la ministra. Y esta ley fue informada por muchos ministerios.

Pero ha habido violadores a los que se les han reducido las penas.

Sí, sí. Paradójicamente, el mismo caso en Baleares, Madrid o Galicia implica una aparente reducción de penas, pero en La Rioja, no. Está habiendo una interpretación jurídica incorrecta porque no responde a la voluntad del legislador, que no es rebajarle la pena a ningún violador. Y desoye el decreto de la Fiscalía. Los jueces tienen ideología también. No quiero generalizar, pero creo que la norma y la voluntad es clara.

¿Cómo concurrirá la izquierda en Zaragoza, donde Jorge Azcón no ha dicho si repite?

IU participará en las primarias de ZeC. En Zaragoza, la horquilla de entrada es del 5% y eso puede hacer, como en 2019, que haya formaciones que no entren. Lo importante es ponerse de acuerdo en cerrar el paso a las políticas de derechas, las haga quien las haga. El PP tiene un problema importante: tiene un candidato para dos instituciones.

Compartir el artículo

stats