SANIDAD

El transporte sanitario va a la huelga, a la espera de la Primaria

Los sindicatos médicos y el Salud se reunirán otra vez la próxima semana

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Los trabajadores del transporte sanitario aragonés comenzarán el próximo 16 de enero una huelga indefinida. Así lo han anunciado este miércoles los sindicatos UGT, CSIF, Cooperación Sindical, CGT y CCOO tras una reunión previa celebrada en el sama entre la patronal y los sindicatos convocantes. 

El conflicto viene de lejos y ya en noviembre se inició el procedimiento de huelga indefinida hasta «la resolución satisfactoria que encauce el déficit de las condiciones laborales y salariales, enquistado e insostenible», decían entonces. Las empresas del sector alegan, según los sindicatos que «no existe legitimidad de huelga al no existir asociación empresarial», señalan en una nota. Desde la patronal del transporte programado solo se ve viable «la posibilidad de firma de un convenio de forma individual con sus trabajadores»; y desde el urgente se insta a los sindicatos a «buscar una resolución en el Tribunal Supremo sobre la validad del pre-acuerdo como convenio porque para éstos no hay intención de resolver absolutamente nada». Por eso, señalan que actualmente no existe una asociación empresarial con la que «negociar un convenio común al sector». 

El convenio está caducado desde el 1 de enero de 2019. Desde el departamento de Sanidad han asegurado desconocer la huelga pero mostraron su «respeto» e insistieron en la confianza en el nuevo pliego, que aún no se ha puesto en marcha por parte de Ambulancias Tenorio e hijos, empresa a la que se adjudicó el servicio en noviembre. 

Este paro se une al que tienen todavía convocado los sindicatos médicos de Atención Primaria, Fasamet y CesmARagón, para los próximos 23 y 24 de enero si no se cumplen sus peticiones de mejora de condiciones laborales como la limitación de agendas, de la conciliación personal o la desburocratización. Este miércoles ha tenido lugar una nueva reunión entre sindicatos y la Administración y aunque existe predisposición, «se va acercando la convocatoria de la huelga y todavía se necesitan cerrar determinados puntos», ha señalado Asun Gracia, delegada sindical de Fasamet. La próxima semana volverán a sentarse a negociar.