No habrá huelga de médicos de Atención Primaria en Aragón la próxima semana tras alcanzarse este miércoles un principio de acuerdo entre los sindicatos convocantes (CesmAragón y Fasamet) y el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón. Tras dos meses y medio de negociaciones, las partes han llegado a un pacto en prácticamente todas las reivindicaciones planteadas que permite detener la huelga. En última instancia, los acuerdos deberán ser aprobados en una mesa sectorial con el resto de sindicatos que se celebrará «en próximas fechas». 

De entre todos, los más importantes son la limitación de las agendas a 35 pacientes por médico (de los que 28 serán presenciales) y a 28 por pediatra (con 24 presenciales) y la posibilidad de abrir por la tarde las consultas ordinarias de los centros de salud. Los sindicatos plantearon estas alternativas ante la gran cantidad de pacientes que atienden en horario de mañana y con el fin de aliviar las demoras y la presión asistencial. El Salud ha aceptado, pero con condiciones muy claras. 

La preferencia para atender consultas por la tarde será para el propio médico o pediatra que tenga la agenda llena, que haría una «prolongación de su jornada», pero si este facultativo no quiere hacer estas horas extra, se dará la opción a otro compañero.

En este sentido, para poner en marcha esta llamada bolsa de rebosamiento, que implicaría citar a pacientes por la tarde, los médicos deberán acumular una demora de tres días consecutivos con más de 35 pacientes en su agenda, mientras que serán 28 en el caso de los pediatras. Es decir, si sus agendas están llenas durante 72 horas, se activará la opción de atención vespertina. 

Según han explicado los portavoces del comité de huelga (Leandro Catalán y Merche Ortín) durante una asamblea informativa, estas jornadas de tarde serán «voluntarias y de un máximo de dos horas». Obviamente, serán remuneradas. La preferencia será para el propio médico o pediatra que tenga la agenda llena, que haría una «prolongación de su jornada», pero si este facultativo no quiere hacer estas horas extra, se dará la opción a otro compañero.

Responsabilidad en el triaje

Leandro Catalán, portavoz de Fasamet, apuntó que «habrá que ser muy responsables» y revisar «con mucha periodicidad» esta fórmula de tardes para absorber la demanda, ya que requiere de un triaje «muy preciso». En este sentido, el acuerdo con el Salud contempla la designación de un responsable, dentro del órgano de Admisión, que sería el encargado de habilitar esas consultas de tarde cuando las agendas acumulen la citada demora de más de tres días. «Debería ser una persona que conozca la labor de triaje y que sepa reconocer si es una demanda sanitaria que puede esperar o que, por contra, sí o sí tiene que ir a la tarde», explicó. 

Por otro lado, los sindicatos también han acordado con el Salud aumentar un 25% el presupuesto destinado a la Atención Primaria en un plazo de cuatro años. «En estos momentos, está por debajo del 14% dentro del presupuesto de Sanidad. Es un acuerdo gobierne quien gobierne», precisó el portavoz de Fasamet. 

Un momento de la asamblea de médicos y pediatras, este miércoles. ANDREEA VORNICU

Del mismo modo, el Salud acepta crear una gerencia única de Atención Primaria, «revisar» el mapa sanitario, «reordenar» los puestos de trabajo en aquellos centros de salud donde sea necesario y desburocratizar las consultas. También se concede el derecho de libranza de los médicos del medio rural tras las guardias para garantizar el descanso y la remuneración con 200 euros para los médicos que son tutores del personal en formación. Además, el pago por suplencias o sustituciones se incrementa, mientras que en Atención Continuada se abre la voluntariedad a cubrir jornadas, que serán incentivadas con un 25% más de sueldo. Catalán matizó que las medidas entrarían en funcionamiento el 1 de marzo, pero antes tienen que ser aprobadas por la sectorial. 

Por su parte, el gerente del Salud, José María Arnal, se ha mostrado «satisfecho» por la desconvocatoria de la huelga y confía en que el principio de acuerdo sea refrendado por el resto de sindicatos en la sectorial. «Lo que pretendemos todas las partes, sin duda, es una mejora de la Atención Primaria», insistió.