Aragón cuenta con su propio Mar Muerto

Un pequeño municipio acoge el complejo de piscinas que imitan las propiedades hipersalinas y terapéuticas del famoso lago asiático

Vista aérea del Mar Muerto aragonés.

Vista aérea del Mar Muerto aragonés. / El Salinar

Todos hemos oído hablar alguna vez del Mar Muerto, ese gran lago de agua salada que limita con Israel, Jordania y Cisjordania. Se trata de un paraje prácticamente único en el mundo que destaca por varias de sus características: sus orillas están a más de 400 metros bajo el nivel del mar, lo que corresponder con el punto más bajo en tierra firme, y sus aguas hipersalinas permiten flotar fácilmente.

Además, el Mar Muerto es famoso también por su barro negro rico en minerales, empleado en tratamientos terapéuticos y cosméticos en los centros turísticos de la zona. Aunque está fuera de la lista de las ocho maravillas, este lago es un lugar especial. Afortunadamente, no es necesario salir de España para toparnos con algunas de estas peculiaridades.

No es la primera vez que se hacen comparaciones de destinos internacionales 'top' con rincones ibéricos y, en este caso, se ha encontrado un símil dentro de las fronteras de Aragón. Un pequeño pueblo de Huesca, ubicado en la comarca de Somontano de Barbastro, acoge un complejo que te hará teletransportarte al lago asiático.

El Salinar de Naval

Naval es una localidad oscense, de menos de 300 habitantes, situada a 637 metros sobre el nivel del mar. Tal y como se explica en la página web de El Salinar, uno de los encantos más destacables del municipio viene de tiempo atrás: "Fue importante por la extracción de su sal, la alfarería y por la trascendencia que sus arrieros dieron a las transacciones comerciales trayendo productos inexistentes".

El Salinar es un complejo que reúne cinco piscinas de agua salada, así como zonas de 'chill out' con hamacas. Está pensado como "un lugar en el que cuidar tu salud y tu belleza mientras te diviertes y relajas" bajo el sol y flotando igual que lo harías en el Mar Muerto. De hecho, desde Turismo de Aragón lo denominan "el Mar Muerto del Somontano".

Parte de las instalaciones de El Salinar de Naval.

Parte de las instalaciones de El Salinar de Naval. / El Salinar

Además de imitar la salinidad del lago asiático y dar la posibilidad de flotar sin esfuerzo, los baños en las aguas de El Salinar son beneficiosos por sus propiedades relajantes y terapéuticas. Su principal uso es el llamado masaje vibracional, recomendado para ciertos tratamientos patológicos "a nivel dermatológico, procesos crónicos y agudos del aparato locomotor, etc." y es útil para combatir "el estrés, la depresión, el insomnio y la fatiga", señalan desde la instalación de Naval.

Los precios y tarifas del complejo oscense pueden consultarse en su página web.