CRISIS DE UNA EMPRESA ZARAGOZANA

Leciñena solicita el concurso de acreedores para bajar la persiana a la fábrica de Utebo

La liquidación de la histórica fábrica de remolques y semirremolques de Utebo dejará en la calle a 78 trabajadores, que están pendientes de la presentación de un despido colectivo (ere)

Vista exterior de la fábrica de Leciñena, ubicada en Utebo y que tiene una plantilla de 90 trabajadores.

Vista exterior de la fábrica de Leciñena, ubicada en Utebo y que tiene una plantilla de 90 trabajadores. / ÁNGEL DE CASTRO

El Periódico de Aragón

La empresa zaragozana Leciñena Trailer SL ha solicitado finalmente el concurso de acreedores en los juzgados de Zaragoza con la intención de extinguir su actividad, lo que supondría la desaparición del histórico fabricante de remolques y semirremolques asentado en Utebo. La compañía, en manos del conocido empresario sevillano Juan Melgarejo a través Partners Connect Holding SL, tira así la toalla en la búsqueda de inversores o soluciones que pudieran reflotar el negocio, lo que abocará al despido de sus 78 trabajadores, buena parte de ellos con más de dos décadas de antigüedad.

Como ya avanzó EL PERIÓDICO DE ARAGÓN el pasado 17 de octubre, la compañía pasaba por una situación límite por las deudas que ha acumulado en los últimos ejercicios. La dirección había comunicado al comité de empresa su intención de ir al concurso y presentar un expediente de regulación de empleo (ere), lo que se prevé que ocurra en los próximos días, pero bajo el procedimiento concursal. Aunque desde la dirección decían también valorar otras alternativas para evitar entrar en fallido, las buenas intenciones han quedado en papel mojado poco más de un mes después.

La historía se repite en esta longeva industria zaragozana, que atesora casi 60 años de historia a sus espaldas. Hace casi diez años, cuando estaba bajo la propiedad de la familia fundó el negocio y le puso su nombre, también cayó en un proceso concursal. Entonces, fue como consecuencia económica de la crisis económica de aquella época, que derrumbó la demanda de remolques y semirremolques. La empresa acabó en una liquidación de la que derivó el cambio de manos de la unidad productiva, que fue comprada por el citado fondo inversor.

Impagos a proveedores

La empresa ha llegado a esta situación crítica por los problemas económicos que arrastraba, hasta el punto de que ha paralizado la práctica totalidad de la actividad desde hace varios meses debido a que los proveedores dejaron de servirle material por los impagos que había contraído. Y eso, a pesar de contar con pedidos y carga de trabajo, según aseguran desde el seno de la plantilla, donde existen "serias sospechas" sobre las verdaderas motivaciones del concurso de acreedores.

Desde el comité de empresa, formado por tres delegados de CCOO y dos de CGT, están a la espera de que la empresa les comunique oficialmente la presentación del concurso, que está ahora pendiente de que uno de los dos juzgados de lo Mercantil que hay en Zaragoza valide o no la solicitud y declare formalmente la antigua suspensión de pagos. Desde Partners Connect Holding SL, propietaria del negocio, no quisieron hacer ninguna valoración a preguntas de este diario.

La denominación oficial de la sociedad es Leciñena Trailer SA, (antes Melgasal Invest SL), domiciliada en Madrid, que tiene como administrador único a Partners Connect Holding SL, a su vez dependiente de la firma Las Mesas del Largo SL, cuyo socio único es Juan Manuel Melgarejo Molina, un empresario especializado en reestructuraciones de compañías. A principios de año se produjo un cambio de director general y Juan Fernández dejó de liderar la compañía después de cinco años. Este relevo se produjo poco después de que la firma hubiera ampliado su capital en 500.000,00 euros, hasta un resultante suscrito de 1.094.333,70 euros.

Precedentes

Leciñena ya entró en concurso de acreedores en enero de 2014 como consecuencia entonces del derrumbe del mercado que se produjo en aquella época tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y la gran recesión económica que se desencadenó. Las ventas llegaron a caer un 80% en un año y la deuda se disparó hasta los 40 millones de euros. En septiembre de 2015, la empresa familiar solicitó la liquidación con el objetivo de desprenderse de sus activos improductivos y asegurar la viabilidad de la fábrica. Entonces tenía una plantilla de 78 personas (68 en Utebo y 10 en el taller de reparación de Barcelona), frente a los 240 trabajadores que llegó a tener en 2008.

El juzgado que tramitó el concurso recibió dos ofertas de compra de la unidad productiva y se decantó por la presentada por Melgasal Invest SL, una firma sin experiencia en este negocio administrada por Melgarejo, conocido de la prensa rosa por haber estado casado con la segunda hija (Eugenia) de Bertín Osborne, de la que se separó en 2021. La adjudicación sorprendió ya que la otra propuesta partía del grupo polaco Wielton, tercer fabricante del sector en Europa, que planteaba invertir más de 8 millones en la planta de Utebo. La oferta económica del empresario andaluz era mayor.

El grupo que dirige Juan Melgarejo engloba diversas empresas en varias regiones y sectores. En Asturias tiene dos sociedades (IFS y STRE) a través de Partners Connect Holding. En el País Vasco, tuvo una participación en Herko Alternative Trucks hasta el pasado mes de septiembre, por lo que ya no forma parte de su perímetro empresarial.