LAS CONSECUENCIAS DE LOS RECORTES EN COOPERACIÓN

Las oenegés alzan la voz por los recortes en cooperación

La DGA plantea una reducción del 80% que alcanza un mínimo no visto desde el año 1999

Unos 300 proyectos de Aragón benefician a más de un millón de personas en 64 países

La Federación Aragonesa de Solidaridad escenificó un entierro simbólico de los proyectos que se van a ver afectados por los recortes en Cooperación.

La Federación Aragonesa de Solidaridad escenificó un entierro simbólico de los proyectos que se van a ver afectados por los recortes en Cooperación. / Ángel de Castro

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

De luto, así está la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) tras la propuesta de Ley de presupuestos que presentó el pasado lunes el Gobierno de Aragón donde se planteaba un recorte del 80% en el Fondo de Solidaridad con países desfavorecidos. Unas cifras que alcanzan niveles mínimos no registrados desde 1999 y que hace disminuir el fondo de 6,2 millones a 1,2 millones de euros. Desde la federación denuncian «que no se ha valorado el grave impacto que este recorte tendrá en el sector de la cooperación al desarrollo que afectará a millones de personas». Para defenderlas, para poner en valor su trabajo y denunciar el tijeretazo, las oenegés escenificaron un entierro por la Cooperación Internacional. Una marcha fúnebre que partió desde la calle Alfonso y desembocó en la plaza de la Justicia.

Anualmente, alrededor de 300 proyectos originarios de Aragón benefician a un 1,7 millones de personas en 64 países de todo el mundo. Estos proyectos abarcan áreas cruciales como el acceso a la salud y la educación, la erradicación de la pobreza, la reducción de las desigualdades sociales, la sostenibilidad ambiental, la dotación y la mejora de infraestructuras o la ayuda humanitaria, entre otros. Asimismo, desde las entidades llevan a cabo diversos planes dentro de Aragón centrados en visibilizar el papel de la cooperación de cara a la ciudadanía. En concreto, a través de 63 proyectos activos 170.000 personas, principalmente estudiantes de Primaria y Secundaria se han beneficiado de programas de sensibilización, comunicación y voluntariado.

El recorte de un 80% de la partida reservada para ayudar a países en vías de desarrollo ha pillado por sorpresa a las entidades, que alertan de que supondrá la paralización de muchos de los proyectos que tienen activos desde hace varios años. Es el caso del Hermanamiento León (Nicaragua) – Zaragoza, una entidad que lleva casi quince años trabajando en programas relacionados con la violencia de género y la trata infantil en esta zona rural del oeste de Nicaragua. Se trata de la única oenegé que trabaja estos temas en la zona, donde además no existe regulación gubernamental en lo referente a la violencia de género.

Desde la organización atienden a unas 600 mujeres víctimas de violencia de género y realizan una labor de acompañamiento psicológico y jurídico a mujeres que han sobrevivido a este tipo de situaciones. «A día de hoy el Gobierno de Aragón era la institución que más dinero daba. Nos nutríamos mucho de la cooperación descentralizada y está reducción del presupuesto nos deja en una situación muy delicada, ambos proyectos, el de violencia de género y el educación infantil, se paralizarán por completo», asegura José Antonio Maicas, coordinador del proyecto de cooperación del Hermanamiento Nicaragua Zaragoza en las oficinas de la capital aragonesa. Algunos proyectos son vitales para el desarrollo local de países en situación de extrema pobreza. Este es el caso del proyecto que la Fundación Familias Unidas tiene en marcha en Haití, donde la financiación es fundamental para garantizar la continuidad de las iniciativas en el tiempo. «Como ocurre en muchas oenegés, las acciones que planificamos no son puntuales sino que nos ponemos unas metas para conseguir un verdadero desarrollo que haga prosperar a los territorios en los que actuamos», explica Jonathan Egea, responsable de proyectos de la Fundación Familias Unidas.

La organización trabaja en un programa de atención médica infantil y seguridad alimentaria para los niños haitianos. Realizan chequeos médicos a pequeños que, en ocasiones, no han visto un médico en toda su vida. Además, tienen en marcha una iniciativa para promover la plantación de cacao en la zona y que pretendían potenciar a través de la tecnificación del cultivo. Una propuesta de la que, sin embargo, solo se va a poder financiar una quinta parte del proyecto debido a la reducción del presupuesto.

«Si finalmente se aprueba esta resolución nos vamos a meter en un territorio de alta competitividad entre las organizaciones», lamenta Isabel Funes, vicepresidenta de la FAS y responsable técnica de Farmamundi. Una competitividad que no se corresponde con los valores de las oenegés y a la que no están acostumbrados. «La reducción del presupuesto va a repercutir tanto en los proyectos que tenemos en Aragón como en el recorte de los sueldos del personal contratado», asegura la vicepresidenta de la Federación Aragonesa de Solidaridad.

Los grupos de mujeres que asisten en la oenegé Hermanamiento Nicaragua Zaragoza.

Los grupos de mujeres que asisten en la oenegé Hermanamiento Nicaragua Zaragoza. / Hermanamiento Nicaragua Zaragoza.

La atención médica infantil que impulsa la asociación Familias Unidas de Zaragoza.

La atención médica infantil que impulsa la asociación Familias Unidas de Zaragoza. / familias unidas.