BALANCE TURÍSTICO

Aragón pone fin a un puente "buenísimo" y ‘solo’ echa en falta la llegada de la nieve

Los datos de turismo rural en las tres provincias dejan ocupaciones entre el 80 y el 85%

El cierre de las pistas de esquí en el Pirineo oscense ha mermado las reservas en la zona

Este es el aspecto que presentaba ayer a mediodía la plaza Mayor de Aínsa, cerrando un puente fantástico.

Este es el aspecto que presentaba ayer a mediodía la plaza Mayor de Aínsa, cerrando un puente fantástico. / SERVICIO ESPECIAL

A. Tremul

Aragón cerró ayer un puente de la Constitución «buenísimo» con ocupaciones hoteleras que han rozado el 100% en varios puntos de las tres provincias de la comunidad como Aínsa, en Huesca; Sos del Rey Católico, en Zaragoza, o Valderrobres, en Teruel. Un nivel de ocupación que ha quedado complementado con los guarismos del turismo rural –«las sensaciones son buenísimas», resumieron–, al registrar una media regional entre el 80 y el 85%. Solo ha quedado en el debe la apertura de las estaciones de esquí del Pirineo oscense, lo que ha mermado de forma considerable las reservas en zonas pirenaicas como el valle de Tena, pues a pie de pista la ocupación ha sido «testimonial» y, en el resto del valle, el porcentaje no ha superado el 50%.

Así lo explicó ayer a este diario el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos del Valle de Tena, Jesús Pellejero, quien confiaba en que esta misma semana se cumplieran las previsiones meteorológicas con nevadas el miércoles y el jueves para no demorar más el pistoletazo de salida de la nueva temporada. «Dependemos de la apertura de la estaciones y necesitamos que precipite en forma de nieve. La idea es llegar bien a Navidad y y trabajar bien el resto de la temporada», auguró un Pellejero que, no obstante, lamentó que estas fechas festivas a lo largo de los últimos diez años han sido «bastantes irregulares» solo pudiendo rescatar y tildar de «bueno» el puente de 2019.

Más satisfechos acabaron en Aínsa, donde su alcalde, Enrique Pueyo, contaba que durante estos días han recibido la visita de «muchísima gente» –especialmente, familias y grupos de amigos– que han llenado las casas rurales, apartamentos, hoteles y cámpings de toda la comarca. «Ha sido una semana muy intensa y ha habido mucho movimiento de gente durante todos los días. Ha estado todo a reventar», explicó Pueyo, quien reivindicó que Aínsa es «un destino cada día más en auge» a tenor de la mejora de resultados en los últimos años. «No tenemos pistas de esquí, pero con la apertura del túnel (de Bielsa) 24 horas hemos conseguido dar seguridad para que la gente vaya a esquiar a Francia. Mucha gente ha pasado a esquiar a Francia, de hecho», añadió.

En la provincia de Zaragoza, desde Sos del Rey Católico también aplaudieron los datos que dejaba el puente con una ocupación hotelera de, aproximadamente, un 90%. «Ha sido una semana un poco incierta porque ha habido muchas cancelaciones con los cambios de tiempo, pero el dato es positivo», señaló el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos del municipio, Felipe Diez. «Se han visto muchas familias con niños y reservas de grupos de amigos. Hemos tenido mucha gente de paso que viene a pasar el día, por lo que también ha habido mucho movimiento a nivel de restauración», añadió Diez.

Donde también finalizaron más que satisfechos el puente de la Constitución fue en el Matarraña. «Ha sido casi un poco locura, ha estado a tope. En tema de hostelería, si no hemos estado al 100%, lo hemos rozado seguro», indicó el alcalde de Valderrobres, Carlos Boné. «He venido mucha gente y estamos muy contentos. Ha sido un puente muy largo», prosiguió. Precisamente, estas sensaciones se extienden a otros puntos de la provincia turolense como la propia capital, donde el parque paleontológico de Dinópolis ha registrado la mejor cifra de visitantes en los últimos siete años con 6.549 personas.

La localidad turolense de Valderrobres ha rozado el 100% de ocupación en sus alojamientos.

La localidad turolense de Valderrobres ha rozado el 100% de ocupación en sus alojamientos. / SERVICIO ESPECIAL

Tampoco se han quedado atrás los datos de casas rurales en la comunidad, que han superado con creces los de puentes anteriores. «Estamos hablando de una media de un 80-85%, algunas zonas han estado prácticamente al 100%», precisó el presidente de la Federación Aragonesa de Turismo Rural (Faratur), Jesús Marco. «Teníamos miedo de que en el Pirineo hubiera cancelaciones al fallar la nieve, pero apenas ha habido», continuó. La otra cara de la moneda de la nieve la dejaba la zona de Gúdar-Javalambre por la apertura de la estación de Valdelinares y la llegada de esquiadores procedentes del arco mediterráneo.