Entrevista | Rafael Calvera Presidente de Calvera Hydrogen y director de desarrollo de negocio

Rafael Calvera: "Lo lógico es consumir el hidrógeno en Aragón y España antes que exportarlo"

El presidente de Calvera Hydrogen defiende en esta entrevista que Aragón debe ir "hasta el final de la cadena del hidrógeno", lo que implica atraer industrias al territorio antes que vender la materia prima, y habla sobre la historia y la salida a bolsa de una de las empresas más prometedoras del panorama autonómico

Rafael Calvera, presidente de Calvera Hydrogen y director de desarrollo de negocio.

Rafael Calvera, presidente de Calvera Hydrogen y director de desarrollo de negocio. / ANGEL DE CASTRO

¿Soñó su abuelo con esta Calvera?

Creo que el hombre no se lo imaginaba, porque hablar de hidrógeno era imposible, pero desarrollar un trabajo de la máxima calidad y seguridad siempre estuvo en su ADN. La empresa que montó se basaba en eso. 

Hábleme de ese ADN Calvera. 

Siempre hemos valorado la satisfacción del cliente por encima de todo. Nos hemos metido en sectores en los que los clientes eran muy exigentes. Empezamos soldando equipos para transporte de alta presión y eso nos llevó a dar un paso más y fabricar los tuve trailers, las cisternas de transporte de hidrógeno a alta presión. El diseño de estos equipos conlleva un compromiso de seguridad y calidad por encima del económico. Si no le das al cliente esto en este sector, estás fuera. 

¿Calvera va a salir a bolsa?

Una empresa en crecimiento como Calvera necesita financiación para seguir creciendo sí o sí. Aunque la empresa vaya bien, necesitas financiación. Una de las puertas que se nos abrió y para la que nos hemos preparado fue la salida al mercado continuo en España. Cuando lo teníamos todo preparado fue cuando empezó a subir el precio del dinero y la inflación se disparó, lo que va en contra sacar una buena valoración de la empresa cuando sales a la bolsa. Así que lo tenemos en standby. Estamos analizando otras opciones de financiación, no significa que lo vayamos a hacer seguro o no porque esto es muy volátil. Queremos mantener el espíritu de empresa familiar y controlar nuestro mercado, así que queremos un colaborador financiero que respeto esto. 

¿Alguien hablaba del hidrógeno verde hace 40 años?

El salto fue en un entorno industrial como una línea de negocio que buscaba satisfacer las demandas de alta calidad de nuestros clientes gasistas. Nos llevó a una especialización altísima en el conocimiento y la manipulación de la molécula del hidrógeno, que es muy complicada y muy diferente al resto de gases por su tamaño, comportamiento y por las temperaturas que alcanza. Fabricamos unas 400 cisternas de alta presión para transportar hidrógeno entre 1984 y 2010, y durante ese tiempo absorbimos todo el conocimiento que pudimos de las grandes multinacionales que subcontrataban estos servicios. Aplicar ese conocimiento al hidrógeno verde es mucho más fácil que empezar ahora de cero.

El impulso al hidrógeno verde desde Europa es evidente. ¿En qué posición está España?

Ha llegado, pero con un poco de retraso. Las ayudas del Perte están adjudicadas, y ahora los beneficiados están decidiendo si ir hacia adelante o no. Estamos en un proceso de reflexión de las compañías. Sería una pena que no realizaran los proyectos y que no revirtieran en el tejido industrial. Hay empresas que tienen una apuesta muy clara y otras que han visto una especie de boom y que no van a cumplir lo que han dicho. Las empresas tractoras sí están, así como la estrategia nacional y la obligación europea está encima de la mesa. Todo va a seguir creciendo y esas ayudas van a hacer que la tecnología se acerque a la gente y que veamos hidrogeneras en la calle. Ahí será cuando todo el mundo empezará a cambiar el chip. 

"Veo un poco tontería llenar España de renovables para meter el hidrógeno en un tubo y que se vaya a Europa. Eso es quedarse a principio del todo y perder la gran oportunidad que tenemos entre manos".

 ¿Cuándo veremos los resultados?

Para 2030 tiene que haber 150 hidrogeneras en España. Para eso necesitamos producción en masa, así como para las industrias que quieren descarbonizar.

Saica, Stellantis, Fertinagro. Aragón tiene potencial industrial para invertir en descarbonización. 

Aragón tiene una capacidad de producción de renovables tremenda, por lo que también tiene la capacidad de generar el hidrógeno verde. Pero lo importante es poder usarlo aquí, en Aragón. Es muy triste, y puede pasarnos, que generemos el hidrógeno y se nos vaya a comunidades vecinas. Lo suyo sería que todo el hidrógeno que se va a producir en Aragón se consumiera aquí. Lo mismo en España, porque eso es lo que generaría un tejido industrial fuerte. Los alemanes nos están pidiendo que les llevemos el hidrógeno hasta allí aunque les sale más caro. ¿No sería lo suyo que vinieran a montar la industria a Aragón y España? Seamos un polo de atracción y no de exportación. 

¿Habla de un expolio energético?

Claro. Destrozas la comunidad y te llevas el valor añadido fuera. Pues no: crea el valor añadido aquí. Con calma, eh, pero hay que decir que Aragón tiene que llegar hasta el final de la cadena del hidrógeno: crear empresas, puestos de trabajo y calidad de vida.

Las ayudas europeas están enfocadas a impulsar la multinacional para que haga de tractora de la pyme. ¿Están funcionando como deben?

Las ayudas han llegado lentas pero han llegado. Gestionar todas no es fácil, no diré que han funcionado mal. Lo que no puede ser es que estén llegando y que digamos que no. El tejido industrial nos da calidad de vida, por lo que hay que fomentarlo. Voy a lo de antes: no miremos tanto a lo de fuera si tenemos un potencial tremendo. Tenemos muchos complejos y eso no puede ser. 

¿El corredor europeo del hidrógeno, el H2Med, es una buena idea?

El H2 Med lo veo un proyecto interesante siempre y cuando para llenarlo primero hayamos extendido el uso de renovables y del hidrógeno aquí. Si aquí estamos usando todos los recursos y nos sobran, pues adelante. Veo un poco tontería llenar España de renovables para meter el hidrógeno en un tubo y que se vaya a Europa. Eso es quedarse a principio del todo y perder la gran oportunidad que tenemos entre manos.