La Oficina de Turismo Municipal de Aínsa-Sobrarbe ha recibido a lo largo de todo el mes de octubre un total de 4.126 turistas para pedir información, la mejor cifra de las recogidas en los últimos 20 años. Hasta ahora el récord lo ostentaba octubre de 2018, con 3.750 visitas contabilizadas.

De este modo, fuentes del Ayuntamiento han manifestado que la localidad sigue en su "espiral ascendente" y se convierte, también en otoño, en un destino turístico "indiscutible" en la comunidad aragonesa.

El 85% de los visitantes provienen de otras zonas de España, siendo Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco y Aragón las comunidades desde donde más personas llegan.

Por otro lado, destaca la presencia internacional. Hasta 623 personas, principalmente de Francia, han entrado en la oficina, apreciándose un incremento del 68% con respecto al año pasado. El dato demuestra la progresiva recuperación del turismo extranjero tras las restricciones provocadas por la pandemia, aunque desde el servicio municipal han reconocido que siguen echando en falta al visitante centroeuropeo.

Estas cifras se ven apuntaladas al mismo tiempo por los puentes festivos del Pilar y Todos los Santos; especialmente el primero con 1.584 personas que pasaron por la oficina de turismo ainsetana.

La estancia media se mantiene entre los dos y los tres días y la información que más se solicita en dicho mostrador tiene que ver con Aínsa, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, actividades de senderismo y pueblos con encanto.

Desestacionalización del turismo

La teniente de alcalde y concejala de Turismo del Ayuntamiento Aínsa-Sobrarbe, Beatriz Salcedo, ha reconocido las "extraordinarias" cifras recogidas, "una tendencia que esperamos se mantenga para consolidar la desestacionalización del turismo y que nos carga las pilas para afrontar el próximo puente de la Constitución y la recta final del año con optimismo".

Salcedo ha añadido que a la "buena" dinámica han contribuido las visitas guiadas a la Villa Medieval, que con dos pases los sábados colgaban el cartel de "completo" durante ambas festividad. También las 'Pequevisitas' siguen atrayendo al público familiar como recurso para aprender jugando con curiosidades del casco antiguo de la localidad.

Todos los Santos

El puente de Todos los Santos ha coincidido, en esta ocasión, con la recuperación de la Feria Follarasca. Alrededor de 3.600 personas se han acercado a degustar y adquirir los productos de proximidad de una veintena de estands.

Por otro lado, en la tarde del domingo la celebración de Halloween ha adueñado las calles del municipio. Según el Consistorio, cada vez más vecinos se suman a la celebración adornando las entradas de sus casas, disfrazándose y acompañando a los niños en la recogida de dulces.

Visitas guiadas

Por último, desde el Ayuntamiento de Aínsa han recordado que durante noviembre y diciembre las visitas guiadas a la Villa Medieval se mantendrán con un pase en las tardes de los sábados, y el material para participar en las 'Pequevisitas' seguirá disponible en la Oficina de Turismo Municipal. Las puertas de este espacio están abiertas en horario de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.30 horas, y los domingos de 10.00 a 13.30 horas.