La hora en la que debes evitar poner la lavadora este miércoles

El aumento del precio de la luz con respecto al martes superará el tres por ciento, alcanzando casi los 100 euros el megavatio/hora

La factura de la luz es un tema muy frecuente en los hogares. Ante el incremento de su precio este martes -de un 30 por ciento-, este miércoles 9 de agosto volverá a sufrir variaciones. En este caso, el aumento será de un 3,45 por ciento y, aunque parezca poco, hay que tener en cuenta que está sumado a la subida del día anterior.

Durante esta jornada se registrarán los datos más altos de lo que llevamos de mes: el precio estará en los 99,77 euros por megavatio/hora, muy por encima de la media de estos primeros días de agosto (73,57 euros/MWh). Sin embargo, no se prevé alcanzar, de momento, las cifras de este mismo periodo en 2022, las cuales superaban los 140 euros.

Para que el encarecimiento de la luz no te pille desprevenido y puedas ahorrar un poco en la factura, lo primero que tienes que tener en cuenta son las horas en las que el pico será más alto y en cuáles más bajo. Según el Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE), el precio más bajo -79,51 euros/MWh- se dará entre las tres y las cuatro de la tarde. En cambio, la hora más cara será la que transcurre entre las nueve y las diez de la noche, con una máxima de 130,81 euros/MWh.

Trucos para abaratar la factura eléctrica

Además de evitar el consumo energético en la medida de lo posible durante las franjas más costosas, los expertos recogen algunos consejos que agradecerás a la hora de pagar el recibo de la luz.

Los electrodomésticos son los aparatos que más encarecen la factura, por lo que se recomienda desenchufarlos cuando vamos a pasar fuera de casa un tiempo, ya que también suman gastos estando en 'stand by'. Hay algunos como la nevera y el congelador que prácticamente nunca pueden desconectarse, pero el uso de otros como la lavadora puede reducirse o posponerse a horas más baratas.

En cuanto al agua caliente, hay que ser también prudentes: no alargar las duchas en exceso y, por tanto, no dejar el grifo abierto demasiado rato. Por último, sobre la iluminación, una de las sugerencias es cambiar las bombillas incandescentes y halógenas por las LED, que pueden suponer un ahorro del 85%.