Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

Invita a un compatriota a casa y este viola a su hija en Zaragoza

La joven acudió al hospital y la Policía Nacional detiene al sospechoso

Imagen de un agente de la Policía Científica inspeccionando el domicilio del presunto autor de la violación de Igualada (Barcelona) MOSSOS

Acababa de llegar a España procedente de Colombia y para que no durmiera en la calle unos compatriotas que conocía en Zaragoza le dejaron una habitación que tenían libre. Lo que no esperaban estos es que el joven que habían invitado a casa iba a violar, supuestamente, a su hija de 24 años. Se habría aprovechado de su estado de embriaguez para agredirla sexualmente. El sospechoso fue inmediatamente detenido por la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Jefatura Superior de Policía de Aragón. 

La víctima había pasado la noche con unos amigos consumiendo alcohol, regresando a su domicilio, en el zaragozano barrio Delicias. Al llegar, sobre las 04.00 horas, se marchó a la habitación a dormir tras comer algo. Cuando se despertó por la mañana vio, según relató a los investigadores, «que el pantalón del pijama lo tenía bajado, colocado solo en una pernera y con el sujetador medio abierto y subido». Circunstancia que le extrañó, si bien cuando fue al servicio se asustó por los restos biológicos que había en su zona genital. 

De forma inmediata acudió al hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza que activó el protocolo en los casos de agresiones sexuales. Allí le recogieron muestras y le intervinieron la ropa interior para intentar analizar el ADN del sospechoso en todo ello. También fue examinada por una forense que no vio lesiones. 

Sin embargo, el Cuerpo Nacional de Policía procedió a su detención después de que la hermana de la denunciante relatara que antes se propasó con ella, pero que le dijo que no y al final aceptó el rechazo. «Llegué de trabajar sobre las 02.00 horas y me metí al cuarto a dormir cuando, de repente, noté que alguien me besaba y me tocaba», explicó a los agentes. 

Pero no se quedó ahí, ya que, al parecer, siguió mientras ella le decía que tenía novio, que le quería mucho, que se apartara de encima. El posteriormente arrestado le llegó a decir que le «gustaba mucho», momento en el que le dio un empujón para echarle de la cama. En ese momento le pidió perdón y se marchó a su habitación. 

Ante la declaración de las dos mujeres y a la espera de lo que digan los resultados del laboratorio, la UFAM acordó la detención del sospechoso, identificado como J. D. L. P., de 26 años y en situación irregular en España, como supuesto autor de un delito de abusos sexuales con penetración y otro en grado de tentativa. 

Durante su declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Zaragoza, en funciones de guardia, y asistido por el abogado Alberto Peiró este joven se limitó a señalar que aquella noche había consumido alcohol y drogas. El juez de guardia dictó la libertad provisional, comunicada y sin fianza, si bien acordó una orden de alejamiento con respecto a la víctima mientras dure el procedimiento.

Compartir el artículo

stats