Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SALUD PÚBLICA

Los mayores alijos de droga en Aragón

2.500 kilos de hachís fueron pillados esta semana en la autovía del Pirineo, que se suman a otras grandes operaciones como los 98 kilos de ‘speed’ en Zaragoza o las ocho toneladas de ‘maría’ en Sabiñánigo

La Policía Nacional intervino más de 2.500 de hachís en la autovía del Pirineo la semana pasada.

Aragón es considerada por los narcos una comunidad de paso. Esta característica se traduce en la cantidad de los alijos intervenidos tanto por la Policía Nacional como por la Guardia Civil en comparación con otros territorios como Galicia, Cataluña, Andalucía o el Levante español.

Tener conexión con el mar implica que la droga intervenida se pese por toneladas, si bien cada vez más las bandas criminales se fijan en las tres provincias aragonesas para llevar a cabo su actividad, bien sea para fabricar, cultivar o, simplemente, para transportar y almacenar. Esto último es lo que investigó el Grupo de Estupefacientes II de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, que la semana pasada desarticuló una banda a la que intervinieron 2.500 kilos de hachís, el mayor decomiso de esta droga en la autonomía que se recuerda.

Fue el pasado domingo tras una persecución por la autovía del Pirineo, en la que incluso hubo disparos y embestidas por parte de los traficantes que iban a bordo de una furgoneta y un coche lanzadera. Los agentes les seguían desde que habían salido de una vivienda de Sos del Rey Católico en la que intervinieron más droga hasta alcanzar las dos toneladas y media.

También este año la Policía Nacional intervino 63 kilos de speed que una banda de nueve personas había conseguido fabricar en el interior de un bar de la calle Sevilla, en la capital aragonesa. Según la investigación, el químico compraba los ingredientes en Rotterdam y luego la cocinaba para distribuirla el resto.

Heroína intervenida en la operación Galia. POLICÍA NACIONAL

Pese a lo sonoro de la cantidad, la vez que más kilos intervino también la Policía Nacional y en la misma ciudad fue en el 2016. Nueve personas se sentaron en el banquillo de los acusados. Entre ellos estaba la conocida como Reina del Speed de Zaragoza. Su laboratorio estaba en la céntrica calle Madre Vedruna, donde intervinieron 98 kilos de esta sustancia.

La organización narco blanqueaba dinero invirtiendo, entre otras cosas, en obras de arte. Pero la Reina del Speed llegó incluso a dar nombre a la operación Tatcher. Fue en 2019 cuando e incautados de 7 kilogramos de speed y 300 gramos de cocaína, equivalentes a 28.000 y 1.370 dosis, respectivamente, 500 gramos de hachís y 700 gramos de sustancia adulterante.

Pero no solo destaca la capital en lo que se refiere al speed. A finales de 2021 se desmanteló en Cella un gran laboratorio de en la mayor operación contra esta droga en Teruel por parte de la Guardia Civil. La operación Claustrum, que incluyó intervenciones en Ejea y Barracas (Castellón), finalizó con siete detenidos y 14 kilos de MDMA incautados.

Operación Hispania en la que se intervino 32 kilos de pasta base de cocaína.

Otra droga dura, la heroína también está presente en la comunidad, pero hay que remontarse al 2014 cuando se aprehendió la mayor cantidad. Fueron 17 kilos en la operación Galia que realizó la Policía Nacional y que detuvo a 26 personas.

Pasa algo similar en cuanto a la cocaína. Este año, en la operación Chacal, la Policía pilló 400.000 euros de cocaína pura. 13 personas fueron arrestadas entre Zaragoza y Teruel. Pero en lo que respecta a esta sustancia fue la operación Hispania la más destacable cuando Estupefacientes se incautó de 32 kilos de pasta base con los que podían haber hecho 120 kilos de coca. Fue en el 2017 cuando cayeron nueve miembros del clan de los Zapata. Ocultaban la droga en los travesaños de los respaldos de sofá.

Operación Kenevir. Cuatro toneladas de marihuana en una empresa de Villel.

En cuanto a la marihuana, Huesca y Teruel destacan frente a provincia zaragozana. A finales del pasado año, la Guardia Civil incautó ocho toneladas de marihuana en una fábrica de cáñamo industrial en Sabiñánigo y detuvo a seis personas.

También en 2021, el instituto armado desmanteló una empresa secaba toneladas de marihuana en la pequeña población de Villel y las distribuía por Europa. Las plantas se cultivaban en Almería y las transportaban en camiones a Teruel para su secado. El alijo de la operación Kenevir superó las 4 toneladas.

Compartir el artículo

stats