Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

Pablo Iglesias y Echenique piden dos años y medio de cárcel para el concejal de Novallas

El acusado ha reconocido los mensajes y ha defendido que los realizó en un momento "depresivo" | "Es un permiso para que un matón haga lo mismo en los colegios", ha declarado Echenique

Eloy Valero, en primer término, reconoció las publicaciones pero puntualizó que estuvieron pocas horas en las redes sociales. ANDREEA VORNICU

Dos años y medio de prisión. Esta es la pena que han solicitado los abogados de Pablo Iglesias y Pablo Echenique para el exconcejal de Novallas, Eloy Valero, por un presunto delito de amenazas y odio. El por entonces edil del PP vertió a través de su cuenta de Facebook los siguientes mensajes dirigidos al que era vicepresidente del Gobierno de España: «A ti lo mejor es pegarte un palizón y dejarte vegetal de por vida porque pegarte dos tiros es muy rápido pedazo de mierda». A Echenique se refirió como «un caracol baboso, arrastrado y cornudo». «Tendrías que estar agradecido a España por acogerte, cucaracha sin patas», añadió.

El acusado, «sumamente arrepentido», reconoció este jueves las publicaciones ante el fiscal. No obstante, puntualizó que las realizó en un momento «depresivo» y «angustioso» tras las manifestaciones del 8M, a partir de las cuales «los cadáveres y las infecciones» seguían subiendo «con amigos y familiares enfermos».

«Estuvieron muy poco tiempo en las redes sociales, fue a una hora muy avanzada de la noche. Me levanté, recapacité y las borré. Estuvieron horas», se defendió Valero, quien no pensó en las consecuencias ya que fue «un momento de rabia personal». Valero terminó añadiendo que durante 15 años había pertenecido al grupo de Protección Civil, donde había colaborado, especialmente, en eventos en La Romareda o el Príncipe Felipe atendiendo a personas con discapacidad.

En calidad de testigo se personó Carlos Asbar, candidato a la alcaldía de Novallas por Podemos durante las elecciones municipales de 2019. Asbar declaró que el acusado fue a su casa a pedirle perdón el día siguiente, disculpas que trasladó a Maru Díaz. «Tengo constancia de que el señor Valero no es capaz de hacer eso. Simplemente, se le fue la cabeza», manifestó Asbar.

Las víctimas

Pablo Iglesias, que compareció por videollamada, admitió que sintió «miedo» por él y su familia. «Mi casa estaba rodeada de grupos de ultraderecha en un clima de intoxicación política y supe que el autor tenía licencia de armas», declaró Iglesias, conocedor de esto último por los comentarios que leyó en las redes sociales.

Pablo Echenique, que también declaró por videollamada, no solo sintió la «vejación personal», sino que también imaginó «lo que pueden sentir y vivir muchos niños y adolescentes con discapacidad». «Es un permiso público para que un matón haga lo mismo en los colegios», añadió. Echenique no tuvo ninguna duda de que el objetivo de estas manifestaciones era «menoscabar» su dignidad, pero también «la de otra muchísima gente».

Compartir el artículo

stats