SUCESOS EN ARAGÓN

Recuperan en Caspe un coche robado que no se devolvió en el aeropuerto de Barajas

El vehículo de alta gama pertenecía a una agencia de alquiler de turismos

Constaba una denuncia en una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Málaga

El vehículo apareció estacionado en la plaza del Horno de la localidad de Caspe. | EL PERIÓDICO

El vehículo apareció estacionado en la plaza del Horno de la localidad de Caspe. | EL PERIÓDICO / A. T. B.

Los modelos y las matrículas de los coches que circulan por las calles de los pueblos aragoneses son conocidos entre quienes residen en estas localidades. Tanto es así que cualquier vehículo que no resulta familiar levanta chascarrilos entre los vecinos ya sea por su alto o bajo standing. Esto es lo que le sucedió el pasado 29 de enero a una patrulla de la Policía Local de la ciudad del Caspe cuando se encontró un vehículo de alta gama estacionado en la plaza del Horno. Su sorpresa fue mayúscula cuando llevaron a cabo una serie de gestiones con la matrícula porque comprobaron que el coche había sido sustraído a una empresa de alquiler. O lo que es lo mismo: no había sido devuelto en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y constaba una denuncia en una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Málaga.

Los hechos referidos se remontan al pasado 31 de enero por la tarde, cuando una dotación de la Policía Local de Caspe patrullaba por las calles de la citada localidad cumpliendo así con sus labores de vigilancia y control. Al llegar a la plaza del Horno, se encontraron con un Mercedes que les resultaba desconocido, por lo que se apearon del coche patrulla y tomaron nota de la matrícula.

Tras una serie de comprobaciones en coordinación con otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, descubrieron que el coche que tenían frente a ellos no había sido devuelto en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas a una empresa de alquiler de vehículos. De hecho, ya constaba una denuncia en Málaga por su sustracción. Por el momento, no se ha completado ninguna detención, aunque el arrendatario está identificado por los datos que facilitó a la empresa para poder llevarse el coche.

Desde la Policía Local de Caspe se pusieron en contacto con el propietario del vehículo para transmitirle que el turismo se encontraba en el depósito municipal a la espera de que se pasaran a recogerlo. El beneficiario no se esperaba la llamada de los agentes y les agradeció su localización tras varios días desde que incoara la correspondiente denuncia.