La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha convocado un plan extraordinario de ayudas directas a las ganaderías de lidia dotado con 500.000 euros. El objetivo de esta iniciativa es apoyar a un sector que se está viendo muy castigado por la suspensión de los festejos taurinos debido al covid. De estas subvenciones se podrán beneficiar todas las explotaciones inscritas en el libro genealógico de la raza bovina de lidia que tengan su sede social y fiscal en la provincia de Zaragoza. En total, unas 40 ganaderías que suman más de 6.000 reses podrán presentar sus solicitudes hasta el 17 de agosto.

El presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, resaltó la importancia de este tipo de actividad en el medio rural. «Se trata de un sector que contribuye a asentar población en el mundo rural, a conservar y gestionar nuestros montes y a mantener la singular herencia genérica del ganado bravo».

Se establece que las ayudas tendrán un importe máximo de 90 euros por cada animal, tanto machos como hembras, que tuviera más de 10 meses de edad a fecha del 30 de abril de 2021. No obstante, si el número de cabezas con derecho a la subvención hace que se supere esa previsión, el importe máximo de la ayuda por cada res se reducirá proporcionalmente hasta agotar los 500.000 euros disponibles.

Los beneficiarios podrán cubrir gastos como la alimentación de sus reses; el transporte de los animales entre fincas; el mantenimiento y la reparación de las instalaciones ganaderas o, entre otros, la aportación a la Seguridad Social del personal y el cuidado de las reses.