La Institución Fernando el Católico de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha hecho un regalo de incalculable valor a los seguidores de Víctor Mira. La entidad ha publicado el primer estudio monográfico sobre la obra y la trayectoria del pintor aragonés, elegido el mejor artista español en la feria Arco de 2003 y fallecido en noviembre de ese mismo año. El regalo, en realidad, ha sido posible gracias al trabajo del profesor e historiador del arte madrileño David Cortés Santamarta, autor del citado estudio, que nace de su tesis doctoral. El libro, de más de 300 páginas, aporta datos, referencias e interpretaciones inéditas que ayudan a contextualizar y comprender todo lo que envuelve a la subyugadora y dramática obra de Mira.

«Este es el resultado de un proyecto que comencé a mediados de los años 90, cuando observé que había una falta de atención a una figura que creo fundamental en el arte español y europeo», ha explicado este lunes en la presentación Cortés, que ha reconocido sentir «una mayor exigencia» al ser la primera vez que se aporta una visión global del pintor. El trabajo nació como resultado de una vasta investigación por parte de Cortés, que acabó siendo amigo personal de Mira y visitando de forma frecuente sus talleres de Barcelona y Alemania, país donde el aragonés residió gran parte de su vida. El suicidio del artista en noviembre de 2003 paralizó un proyecto que el historiador retomó en 2015.

Lamentablemente, el detallado acercamiento a la obra de este «artista maldito», continuador de Goya, Gracián y Luis Buñuel, cuenta con un notable hándicap. Y es que los poseedores de los derechos de la obra de Mira no permitieron a Cortés incluir imágenes de sus cuadros. De hecho, la única fotografía que aparece en el libro es la de la portada, realizada por el exjefe de fotografía de este diario, Rogelio Allepuz. «Soy optimista y confío en que podremos reeditarlo en un futuro con imágenes», ha dicho el historiador madrileño. Sin duda, eso revalorizaría tanto el libro como la obra de Mira, que este lunes hubiera cumplido 72 años.

«Su pintura tiene un inmediato poder dramático y trágico, con una intensa e impactante potencia plástica. Pero detrás de todo ello hay una enorme variedad y complejidad de sentidos, una gran riqueza conceptual e intelectual. Eso es lo que hasta ahora no se había investigado y es lo que hace a su obra aún más atrayente e interesante», ha explicado Cortes, que ha estructurado el libro en tres grandes capítulos explicando cada una de las décadas productivas del prolífico pintor, grabador y escultor zaragozano.

La publicación está disponible para su compra en la web de la Institución Fernando el Católico de la DPZ. «Cuando se haga una antológica de Víctor Mira este libro será la mejor guía para la selección y comprensión de una obra que parece estar ganando con el paso del tiempo», ha subrayado por su parte el director de la Institución Fernando el Católico, Carlos Forcadell.

En este sentido, Cortés ha reconocido que la obra de Mira fue más valorada y conocida fuera de España. «Tuvo mucha más repercusión por ejemplo en Alemania o Suiza; aquí no tiene todavía el estatus que se merecería», ha lamentado el historiador.

En su opinión, esta falta de apoyo fue deliberada por parte de las instituciones de aquella época: «La obra de artistas como Barceló, Sicilia o Broto era menos conflictiva y más acorde con la imagen cultural de modernidad que se quería trasladar en esos años». Sin duda, la pintura cargada de dolor y angustia existencial de Mira, que siempre tuvo como referente a Goya, no respondía a estos criterios. «Además, él también escribía y a finales de los 80 realizó unos textos críticos con el apoyo de la administración a la cultura», ha apuntado Cortés. Toda esa desafección por su obra –excepto en Aragón– ha hecho que apenas haya piezas suyas colgadas en las instituciones

La publicación de este libro llega para cubrir en parte todo este vacío. También la exposición antológica que se inauguró el pasado abril en Centro de Arte y Exposiciones de Ejea de los Caballeros y que se podrá visitar hasta final de año. La muestra 'Colección Juglanss', una de las más destacadas sobre la polifacética y subyugadora obra de Mira reúne 43 creaciones de diferentes formatos. El Pablo Serrano y el CDAN de Huesca también cuentan con piezas suyas.