Metro a metro, esquina a esquina. La batalla del Primer Sitio de Zaragoza ha revivido esta tarde la lucha encarnizada entre las tropas francesas y españolas por el control de una ciudad cuyas tropas, arropadas por miles de personas que han salido a la calle para ver la recreación histórica de los Sitios, han conseguido repeler a las francesas que han tenido que retirarse ante la fiereza de los españoles.

Zaragoza recrea Los Sitios

Zaragoza recrea Los Sitios Andreea Vornicu

Evidentemente, no es un spoiler ya que la Historia es la que es y, a estas alturas, no hay ningún zaragozano que no conozca mínimamente lo que pasó hace ya más de 200 años. Eso no quita para que la recreación del Primer Sitio haya levantado una expectación inusitada con el Coso repleto de gente desde la plaza San Miguel hasta la plaza España en lo que casi ha recordado a algún acto prepandemia dado los miles de personas que se han congregado a lo largo de la calle. 

Ganar metro a metro

Por megafonía, se ha ido explicando el devenir del enfrentamiento entre ambas tropas pero, la realidad, es que la atención del público estaba única y exclusivamente en el interior del Coso donde perfectamente alineados ambos bandos trataban de ganar metro a metro. Unos para evitar que pudieran llegar a las puertas de la ciudad y, otros, para culminar el asedio y conseguir conquistar una nueva plaza para Napoleón Bonaparte. 

«¡Viva la Virgen del Pilar! ¡Viva Zaragoza!», arengaba uno de los mandos de las tropas autóctonas (reforzadas por recreadores de toda España y por portugueses) ante la contestación del público que no ha dudado en responder con «¡Vivas!» a todos los ánimos de las tropas. Bueno, no a todos, porque el grito de «¡Por Fernando (VII)!» no ha obtenido mucha respuesta entre el público. Cosa de los tiempos históricos. 

La batalla se iba desplazando a lo largo del Coso, algo que se podía ver desde lejos gracias al humo que iba ya ocupando la calle y, sobre todo, por la cercanía de las detonaciones y los tambores que marcaban el ritmo de las tropas. Los franceses iban sembrando el pánico y los españoles iban retrocediendo ante un público entre los que algunos, han lamentado el «poco ritmo» que, según ellos, tenía la recreación.

Un cañonazo para cambiar el rumbo

Y cuando todo estaba prácticamente perdido con las tropas enemigas a las puertas de la ciudad (se ha reproducido la puerta del Portillo a la altura de la calle Don Jaime I), ha emergido la figura de Agustina de Aragón para, con su cañonazo, sembrar el terror entre las tropas francesas. A partir de ahí, la batalla ha cambiado y, tras aún un buen rato más de combates, definitivamente, los zaragozanos se han impuesto en el Primer Sitio. «A Zaragoza la defiende su gente" ha sido un grito común entre la población.

El general Palafox y el padre Boggiero, en el balcón del palacio arzobispal. ANDREEA VORNICU

Y es que por la mañana, el general Palafox ya había pedido el apoyo de la población desde el balcón del palacio arzobispal acompañado del padre Boggiero y había volcado con la celebración. Y es que, a pesar de que amenazaban lluvias, la realidad es que el buen tiempo ha ayudado a convertir este primer día de recreación en un éxito.

Zaragoza recrea Los Sitios

Zaragoza recrea Los Sitios Andreea Vornicu

Tras este Primer Sitio ha sido el tiempo de sanar a los heridos y de volver al campamento base para retomar fuerzas y avanzar un año más en el tiempo, hasta 1809, ya que este domingo por la mañana (desde las 12.00 horas) se recreará el Segundo Sitio en los aledaños de la Aljafería. Los franceses vuelven más reforzados y las tropas españolas, según cuenta la Historia, empiezan a estar muy mermadas por la epidemia de tifus que ha acabado asolando a la ciudad sitiada. Antes, desde las 10.00 horas, volverá a abrirse a las visitas el campamento museo de esta recreación histórica en el Parque Tío Jorge.