Kiosco

El Periódico de Aragón

PINTURA, FOTOGRAFÍA Y POESÍA

El arte de Juan Moro y Sergio Abraín se expone de forma fugaz en Zaragoza

La instalación 'Corazones destrazados', que incluye poemas de Ricardo Díez Pellejero, se exhibe este viernes por unas horas en La Fábrica de Chocolate del barrio del Arrabal

Juan Moro y Sergio Abraín ultimaban este jueves la exposición, que solo se podrá ver este viernes, y por unas horas, en La Fábrica de Chocolate de Zaragoza.

El arte efímero del pintor aragonés Sergio Abraín y del fotógrafo Juan Moro, afincado desde hace años en Zaragoza, se posará este viernes fugazmente en La Fábrica de Chocolate del barrio del Arrabal. La antigua factoría Zorraquino, cuartel general de ambos artistas desde hace años, acoge la instalación y exposición Corazones destrazados.

Será una convocatoria efímera, casi «instantánea» según Abraín, que comenzará a las 20.00 horas y concluirá a la medianoche. Apenas 240 minutos que recordarán a aquellas exposiciones, también fugaces, del pasado. Como las que organizaba el propio Abraín en la zaragozana galería Pata Gallo en los años 70.

«Queremos que sea como una especie de flash. Ya no es habitual que una instalación dure tan solo unas horas», reconoce el pintor. Ambos artistas, sobre todo Abraín, han querido que esa fugacidad se plasme también en su obra. «La idea es que quedara como algo espontáneo e incluso un poco improvisado, porque con la perfección no se evoluciona», indica Abraín, que este jueves aún ultimaba la instalación junto a Moro.

El fotógrafo Juan Moro, este jueves en La Fábrica de Chocolate. ANGEL DE CASTRO

Corazones destrazados se compondrá por un lado de 23 fotografías realizadas durante los últimos diez años por Juan Moro, imágenes que estarán acompañadas de los poemas de Ricardo Díez Pellejero, que los ha escrito basándose en las fotografías. «La mayoría son autorretratos que representan una metáfora de mi propia vida», explica Moro. Las imágenes se van uniendo a través de un «circuito electrónico, creando un símil con los impulsos del corazón»: «Lo que quería transmitir es que la cabeza va por un lado, pero el corazón lleva su propio camino».

El pintor Sergio Abraín, junto a su obra aún inacabada, este jueves en La Fábrica de Chocolate. ANGEL DE CASTRO

Por su parte, Abraín aún ultimaba este jueves su obra, que sigue la línea de su ya conocido maquinismo expresionista. La exposición está abierta «a todo el mundo» y contará con la asistencia de Nacho Serrano y Santi Rex (Niños del Brasil), que pincharán música.

Corazones destrazados también servirá para poner en valor espacios culturales como La Fábrica de Chocolate (calle Lourdes 5-7), que alberga los estudios de Abraín y Moro y de otros artistas afincados en Zaragoza como Yann Leto o Fernando Romero.

Compartir el artículo

stats