Kiosco

El Periódico de Aragón

CELEBRACIÓN DE SU TERCER CENTENARIO

La Real Fábrica de Tapices, tres siglos de patrimonio textil

La manufactura ha expuesto este miércoles en Zaragoza su modelo tradicional y sostenible

La Real Fábrica de Tapices ha ofrecido una conferencia en Zaragoza con motivo de su tercer centenario. MIGUEL ÁNGEL GRACIA

La Real Fábrica de Tapices, en el marco de las celebraciones por sus 300 años de historia –cumplidos el pasado año–, ha ofrecido en la tarde de este miércoles un seminario en Zaragoza dedicado a la restauración y conservación del patrimonio textil de las cofradías. La conferencia, celebrada en el Museo Pablo Gargallo, ha tratado varios asuntos, desde las exposiciones de Paula Navas y Almudena López, especialistas en restauración y tintes, respectivamente, quienes han explicado detalladamente algunos aspectos de su trabajo, hasta la demostración de que un modelo sostenible es posible en el ámbito textil.

La presentación del evento ha corrido a cargo de Alejandro Klecker, director general de la fábrica desde 2015. Con un tono ameno y desenfadado, Klecker ha expuesto las líneas maestras del negocio que dirige, desde su fundación en 1721 hasta las técnicas empleadas por los reposteros. El director general ha querido reivindicar la importancia de la Real Fábrica, la más antigua de las 82 que se fundaron entre los siglos XVIII y XIX, y una de las pocas que se mantiene en funcionamiento, junto a otras como la Fábrica de Moneda y Timbre.

Klecker también ha destacado el privilegio que supone contar con «uno de los jardines más bonitos de Madrid», en unas instalaciones que mantienen su ubicación original y que fueron declaradas Bien de Interés Cultural en 2004. Durante su historia, la fábrica ha sufrido modificaciones, cambios y evoluciones, pero siempre ha mantenido su esencia. «Empleamos las mismas técnicas que hace 300 años», recalcaba el director, quien ha recordado que, en la actualidad, son la única manufactura del mundo que sigue trabajando con el nudo español. Para hacernos una idea de lo que supone esta técnica, completamente manual y que solo permite representar dibujos simétricos, requiere la realización de 72.000 nudos por cada metro cuadrado de tapiz.

"Empleamos las mismas técnicas que hace 300 años"

decoration

En cualquier caso, su cuidado por las técnicas tradicionales y el trabajo manual no son las únicas características que dotan de un especial significado a sus obras. El modelo sostenible, el cual les ha permitido optar a multitud de distinciones, como asegura el propio Klecker, es otra de las señas de identidad de la manufactura madrileña: «Reciclamos el agua empleada en el tinte de los tapices».

Potenciar el papel de la institución

En 1996, la Real Fábrica de Tapices se hizo cargo de la fundación, con el fin de potenciar el papel de la institución, la cual «encarna la tradición histórica de las Manufacturas Reales españolas, en el marco de la cultura europea», tal y como ellos mismos afirman. Una fundación peculiar, pues pese a ser privada, todos sus socios son públicos.

En la actualidad, además de la fabricación de tapices o alfombras, de la restauración de todo tipo de textiles o de la conservación y divulgación de su trabajo, la Real Fábrica de Tapices realiza seminarios y exposiciones, publica libros e incluso se sumerge en el ámbito formativo. Todo ello con el fin de dar a conocer y preservar un oficio y una manufactura que, durante sus tres siglos de historia, ha albergado la depurada técnica de autores de la talla del aragonés Francisco de Goya.

Compartir el artículo

stats