Kiosco

El Periódico de Aragón

OBRA DE ILUSTRACIONES

Laura Agustí: "'Historia de un gato' es mi forma de expresarme, de sacar lo que llevo dentro"

La artista turolense ha publicado su segundo libro, que ya va camino de su tercera edición en tan solo un mes

La ilustradora turolense publica su segundo libro propio, 'Historia de un gato'.

La historia de Laura Agustí, ilustradora de raíces en Valdealgorfa (Teruel), bien podría ser la de cualquier persona que acaba encontrando su pasión fruto de las circunstancias vitales que le toca experimentar. "El proceso para dedicarme a la ilustración ha sido largo", admite. Tras estudiar Bellas Artes en la Universidad Miguel Hernández de Altea, se mudó a Barcelona para estudiar un Máster en Diseño Gráfico, algo que nunca pudo lograr: "No me llegaba el dinero, así que me puse a trabajar doblando ropa en El Corte Inglés".

"Decidí estudiar otra cosa, diseño de interiores, en una época complicada, en la que muchos estudios cerraban por la crisis", explica Agustí. Pese a las circunstancias, logró un puesto como interiorista en el que estuvo cuatro años. Aunque no era el trabajo de sus sueños, la turolense rescata el lado positivo: "Era muy estresante, y para sobrellevarlo pintaba y dibujaba en casa. Comencé a subir algunos trabajos a redes sociales y gustaron mucho, por lo que decidí lanzarme y dedicarme en exclusiva a la ilustración".

El oficio de ilustradora, en cualquier caso, no es un camino de rosas, ya que "es muy difícil de valorar" y requiere de "mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio, como todas las profesiones". Desde su decisión, la artista aragonesa ha participado en proyectos colectivos y ha ilustrado obras y portadas de libros de terceros, además de publicar dos libros propios: Gatos en la cabeza (2018) y su última publicación, Historia de un gato (Lumen), que en menos de un mes ya va camino de su tercera edición.

'Historia de un gato'... y de ella misma

Historia de un gato va mucho más allá de la vida de 'Oye', el animal que la acompañó durante 17 años de su vida. En sus dibujos no faltan los tintes nostálgicos sobre su infancia en Valdealgorfa, anécdotas junto a sus abuelos e incluso pistas para saber cuidar correctamente de una mascota. Al respecto, la ilustradora asegura que, desde el principio, tuvo claro que el libro "iba a ser un relato autobiográfico mezclado con páginas de interés y curiosidades que a mí me han llamado la atención". "Tener una mascota es una responsabilidad, hay que tener paciencia y ser conscientes de la brevedad que tienen", añade.

"Las imágenes cuentan mucho sin palabras, terminan de relatar, pero nunca se debe dejar de tener en cuenta "la capacidad de los textos escritos"

decoration

Precisamente, escribir sobre sus vivencias le ha ayudado a superar el duelo que conlleva la pérdida de un animal de compañía. "Al final, el libro lo hago para mí, es mi forma de expresarme, de sacar lo que llevo dentro", reconoce Agustí, para quien la mayor recompensa procede del cariño de los lectores. Alguno de ellos, incluso ha llegado a decirle que siente la misma "necesidad de escribir y hacerlo igual" para sobrellevar su mismo pesar.

Un mundo de imágenes

En la sociedad actual, dice la autora, las imágenes "cuentan mucho sin palabras, terminan de relatar", pero nunca se debe dejar de tener en cuenta "la capacidad de los textos escritos". Juntos, letras e ilustraciones deben formar una simbiosis que permita al usuario conocer de forma más eficaz lo que la autora pretende dar a conocer.

En cuanto a su futuro, Laura Agustí prefiere centrarse en la promoción de su último libro, sin descuidar otras tareas que tiene pendientes, desde impartir diferentes talleres hasta los encargos que debe entregar a alguna marca. Con todo, la ilustradora afirma que ya ha empezado "a darle vueltas a ideas en las que estaba trabajando antes de escribir este libro". "La vía editorial no la contemplaba cuando empecé en esto, pero es algo que me encanta", concluye.

Compartir el artículo

stats