Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Premios marcelino orbés

El circo aragonés celebra su buen estado en su Gran Gala

‘Latas’, de D’Click, ha obtenido el galardón a mejor espectáculo circense del año

‘Latas’, de la compañía D’click, ha obtenido el premio Marcelino a mejor espectáculo circense del año en Aragón. Ángel de Castro

La Gran Gala del circo aragonés ha vivido este sábado su novena edición, en la que ha vuelto a premiar a los profesionales más destacados del ámbito tras una semana de programación del Festival de Circo Ciudad de Zaragoza, que en este caso ha vivido su décima entrega, y que todavía tiene este domingo una última cita, con el espectáculo 'Ekilibuá', a partir de las 17.30 horas (el precio para esta última función es de siete euros).

La gala de entrega de los Premios Marcelino –le deben su nombre al reconocidísimo payaso jacetano Marcelino Orbés– ha estado marcada, como no podía ser de otra forma, por la espectacularidad. Así, Mariloli y Gustavo Jiménez, premio Marcelino a mejor número del año pasado, han sido los encargados de amenizar un evento que ha estado presentado por Patri Coronas. También ha habido malabares (Insomnia Nuevo Circo), acrobacias y cuchillos (Maintomano), cuerda lisa (Toni Gutiérrez) y un 'show' con diábolos (Daniel Blasco).

En cuanto a los premiados de este año, el Marcelino a la trayectoria ha ido a parar al Circo la Raspa, tras 15 años «consolidándose en el panorama circense». El premio Marcelino al mejor espectáculo de circo aragonés del año ha sido para D’Click, por su 'Latas', en el que el jurado destaca su «nivel técnico, ritmo, estética y nuevos lenguajes». La Escuela de Circo Social de Zaragoza ha recibido por su parte el premio a la mejor iniciativa para la promoción del circo aragonés, mientras que Marta Clement y su 'Yin Yan' han conseguido el galardón al mejor número corto. Por último, Pablo Giménez ha recibido el reconocimiento como joven promesa del ámbito.

Un circo en progresión constante

Mario Cosculluela, director tanto del festival como de los premios, ha asegurado a este diario que el balance que hacen de la semana es «muy positivo». «Las propuestas son más firmes y profesionales que hace diez años, y nosotros también ponemos el listón más alto, algo que se ve reflejado en la calidad de los artistas que participan en el festival», afirmaba en los momentos previos a la Gran Gala. Una progresión, la de esta última década, que Cosculluela asevera notar en varias cuestiones. Por un lado, «en el aumento del número de propuestas que concursan cada año, lo cual es un síntoma de que hay mucha más creación». Por otro, en la propia experiencia de dichas propuestas. «Antes venían espectáculos que no habían girado apenas, y ahora recibimos a compañías que tienen prestigio en España y Europa», subrayaba el director.

Algo que, por motivos obvios, repercute en la propia cantera circense aragonesa y zaragozana: «Se ha triplicado. En estos años hemos pasado de ser los más jóvenes a dejar un legado y una experiencia que las nuevas generaciones están dispuestas a recoger». «Cuando empezamos –prosigue– apenas había nada, y a día de hoy hay una diversidad de proyectos importante, tanto en la ciudad como en la comunidad».

El jurado de esta edición ha estado compuesto por Ramón Karoli, artista circense; Diego Piñeiro, diputado delegado de cultura de la DPT; Vita Ventura , directora del programa 'La buena vida', de Aragón Radio; Begoña Puértolas, técnica de Cultura de la DPH, e Ignacio Pons, artista circense.

Compartir el artículo

stats