La última jornada de 2ª RFEF sonrió a los equipos aragoneses que más se jugaban. El Brea consiguió la salvación por la puerta grande, consiguiendo una heroica victoria (1-2) en su visita al Espanyol B, segundo clasificado. Los pupilos de Dani Martínez dependían de sí mismos y no querían estar pendientes de los resultados en otros campos. Comenzó mal el partido para los intereses de los breanos, ya que el filial se adelantó a los pocos minutos del comienzo, pero al filo del descanso llegó la jugada clave del choque, ya que un zaguero de los catalanes vio la segunda amarilla y dejó a los aragoneses con ventaja numérica para la segunda parte. El Brea lo supo aprovechar y le dio la vuelta al partido en 10 minutos mágicos con goles de Luis Costa y Veintemilla. A partir de entonces, el equipo supo dormir el partido y en cuanto el árbitro pitó el final del choque se desató la fiesta entre los jugadores y la numerosa afición breana desplazada.

El que también consiguió el objetivo de mantener la categoría fue el Tarazona, aunque no de la forma que más le hubiera gustado, ya que cayó derrotado por 1-3 ante el CE Europa, pero se vio favorecido por el resto de marcadores de la jornada. En un partido en el que los aragoneses partían como favoritos debido a que los visitantes, ya descendidos, no se jugaban anda, los de David Navarro fueron a remolque desde el principio. Los catalanes se adelantaron, y aunque los turiasonenses consiguieron empatar, el Europa golpeó dos veces más antes del final del duelo. Por suerte, el resto de resultados acompañaron y el Tarazona continuará un año más en 2ª RFEF.

En el resto de la jornada, el Ebro sepultó sus pocas opciones de llegar al playoff empatando en La Almorzara con el Prat (1-1), el Huesca B cayó ante el Cerdanyola (2-0), el Ejea hizo lo propio ante el Terrassa (1-0) y el Teruel empató sin goles ante el Badalona.