¿Cómo ha sido la trayectoria de DXC en Aragón?

Llevaremos aquí unos 25 años. Fuimos EDS que era una compañía que se hizo al albor de la Opel. Éramos un centro de low cost para los americanos. A medida que fue creciendo, pasamos de los 1.000 empleados. Hacíamos lo mismo que ahora, aplicaciones, infraestructuras y procesos de negocio. Empezamos a crecer y a profesionalizar los servicios. Nos compró HP, y nos dedicábamos a empresas grandes, cercanas al Ibex-35. Hicimos esa pequeña diversificación al negocio nacional y nos fusionamos con CSC. Intentamos cuidar mucho a la gente y generar un engagement del empleado. Y la verdad es que funciona. Nuestro nivel de rotación es bajísimo, y en Zaragoza la media de antigüedad es de unos 12 o 13 años.

¿Es el auge definitivo de las empresas de este sector?

La tecnología es ya una parte vital de nuestros negocios, casi todo el mundo transforma digitalmente. Viene a ser eso, un acomodo para el usuario final. Aquí tenemos la suerte de tener una subdirección muy potente en el Gobierno de Aragón, y eso me parece que es vital. La tecnología no ha llegado para quedarse, sino que es ya una piedra angular de todos los negocios. De hecho, la financiación que llega ahora de Europa, está orientada a la transformación y resiliencia del Gobierno de España.

Aquí tenéis un plan de desarrollo a largo plazo, en cinco años. ¿Cuáles son las claves de este futuro?

Creo que la inversión en la nube (Cloud) será un punto clave, porque hay varias palancas que te obligan a ir a ello y es que los clientes cada vez invierten más en este aspecto. La llegada de Amazon no deja de ser una palanca importante para el uso de empresas que igual hasta ahora no estaban pensando en hacerlo, o la pérdida de miedo de estos clientes a llevarse datos a una estructura que no es la suya propia. Esos ejes harán que el Cloud sea algo muy interesante. Poco a poco, las aplicaciones tecnológicas, en cualquier ámbito, se van a ir adaptando, y esa adaptación, a cinco años, es la que nosotros iremos haciendo. Y luego, por supuesto, que va a haber un toque del plan estratégico que tenemos como país, con la financiación que caiga para la transformación de las pymes. Y si conseguimos ganar algún pliego, parte del delivery será desde Zaragoza.

Todas las empresas de Aragón tenemos que ser capaces de hacer un Silicon Valley, de hacer crecer a Aragón, porque tenemos empresas muy fuertes

Jorge Calderón - Director territorial de Iberia en DXC Technology

El director de AWS Iberia, Miguel Álava, informó en su visita a Zaragoza de que DXC era partner importante de los nuevos centros logísticos. ¿Cómo se fragua esta relación y qué va a suponer para la empresa?

Viene de arriba abajo. Nosotros tenemos un partnership mundial como DXC con Amazon. Nuestra relación a nivel mundial ya es una de las más grandes que tiene Amazon en el mundo, y eso ya capilariza las zonas locales. En España, tenemos una relación igual de fuerte que la que tenemos a nivel mundial con Amazon, porque nosotros al final somos ecosistemas que tenemos que convivir, Amazon tiene alojamiento y nosotros somos los integradores. Amazon nos necesita para poder hacer esas palancas. Tiene razón Miguel Álava, seremos uno de los principales socios en Iberia en los siguientes cinco años seguro.

¿Cómo crees que se deben aplicar los fondos para acometer la transformación digital que se pretende alcanzar?

Lo separaría en dos planos, sector público y sector privado. En el sector privado la empresa que no se transforme morirá. Otras lo están haciendo y están consiguiendo grandes cambios. Pero el que no lo haga lo pasará mal. El sector público tiene sus propios planes y buscará transformarse digitalmente para que la experiencia del usuario sea la mejor posible. La inversión en seguridad será uno de los pilares, y también se automatizarán procesos. Las grandes empresas ya lo hacen. Europa será un caldo de generar valor añadido, porque el motor y la mano de obra ya sabemos que no está en Europa. Y para generar valor añadido se necesita tecnología.

Y en Aragón, ¿Qué posibilidades ves de cambio?

En Aragón hay buen plan, tenemos consejeros muy fuertes. Marta Gastón me parece que tiene las ideas muy claras y puede hacer grandes cosas, y también tenemos un gran director general de transformación digital, liderada por Maru Díaz. En Aragón tenemos un buen entramado suficientemente grande para que nos transformemos. Además, en la comunidad existe un muy buen parnertship con las empresas locales, son compañeros de viaje, nos cuidamos... Todas las empresas de Aragón tenemos que ser capaces de hacer un Silicon Valley, de hacer crecer a Aragón, porque tenemos empresas muy fuertes.