Kiosco

El Periódico de Aragón

COSTE DE LA VIDA EN ARAGÓN

La inflación sigue escalando sin freno y llega al 11,4% en Aragón

La comunidad es la sexta del país donde más subieron los precios en el pasado mes de junio. La vivienda lidera con una subida del 26% interanual, pero el transporte es lo que más sube en este 2022

Bloque de pisos en Zaragoza ANDREEA VORNICU

La inflación sigue escalando sin freno en Aragón un mes más y se situó en julio en el 11,4%, de nuevo por encima de la media española (10,8%) y en esta ocasión con el claro empuje del alza del coste de la vivienda.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) sigue situándose entre los más altos de la serie histórica, superando los registros de las últimas tres décadas. En concreto, la tasa de inflación creció en julio un 0,4% respecto al mes anterior y se encuentra ocho décimas por encima del indicador estatal. Es, a su vez, dos puntos y medio más alto que el de la eurozona, donde todos los países acusan la tendencia alcista de los precios, con indicadores cercanos a los dos dígitos. La vivienda, el transporte y los alimentos fueron los elementos de la llamada cesta de la compra que más acusaron la subida.

 También creció el mes pasado la inflación subyacente, la que excluye de su cálculo aquellos indicadores más volátiles como los alimentos no elaborados y los productos energéticos. Se situó en el 6,1% anual en Aragón, cinco décimas por encima del dato de junio y, en este caso, marcando el mismo registro que la media nacional. Así, según confirmó el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de inflación de julio fue la más elevada desde septiembre de 1984, mientras la subyacente es la más alta desde enero de 1993.

La comparativa interanual tampoco deja resquicios para el optimismo, ya que suben la práctica totalidad de los indicadores y solo baja uno, las comunicaciones.

Aragón fue en julio la sexta comunidad autónoma más inflacionista, solo por detrás de Castilla-La Mancha (con una tasa del 13,2%), Castilla y León (12%), La Rioja (11,7%), y Galicia y Extremadura (11,5%). En igual situación se encuentran la Comunidad Foral de Navarra y la Región de Murcia, también con una inflación del 11,4%.

Por provincias, sin embargo, la situación es peor para Huesca y Teruel que para Zaragoza. Las dos primeras acumulan una inflación del 12,2%, mientras Zaragoza se quedó en el 11,1%, solo tres décimas sobre el indicador de la media del país.

Destaca la subida de los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas y de la electricidad y el comportamiento del vestido y calzado, cuyos precios bajan menos que el año pasado, informó el Gobierno de Aragón. También bajaron los precios de los carburantes, frente al aumento registrado en julio de 2021.

Sin embargo, el indicador que acumula un mayor incremento interanual es la vivienda, con una fuerte tasa del 26,3% anual, seguida por el transporte, con un aumento de precios del 16%, consecuencia del encarecimiento de la electricidad y de los carburantes y combustibles en comparación interanual. En tercer lugar están los alimentos y las bebidas no alcohólicas (14%). Si se toma como referencia solo 2022, el transporte es el que acumula mayores subidas de precios, seguido por la vivienda y los alimentos.

A distancia, aunque todavía con tasas anuales muy elevadas y próximas a los dos dígitos, se situaron en Aragón los grupos de consumo de menaje (8,5%), vestido y calzado (7,4%), hoteles, cafés y restaurantes (6,2%), bebidas alcohólicas y tabaco (3,9%), otros bienes y servicios (3,6%) y ocio y cultura (3,2%).

El precio internacional del petróleo, que en su calidad Brent ha cotizado en julio a un precio medio de 117,1 dólares por barril, ha supuesto un incremento del 54% en tasa anual, ya que en julio del pasado año el precio medio fue de 76,1 dólares por barril.

En tercera posición se han situado en julio Alimentos y bebidas no alcohólicas, con un fuerte incremento de los precios del 14 % en un año.

A distancia, aunque con tasas anuales también muy elevadas, se situaron en Aragón los grupos de consumo de Menaje (8,5 % anual), Vestido y calzado (7,4% anual), Hoteles, cafés y restaurantes (6,2 % anual), Bebidas alcohólicas y tabaco (3,9 % anual), Otros bienes y servicios (3,6 % anual) y Ocio y cultura (3,2 % anual).

Sólo dos grupos de consumo mostraron en julio tasas moderadas, Medicina (1,8 % anual) Enseñanza (1,6 % anual). Los precios se redujeron en julio en comparativa anual en el grupo de consumo de Comunicaciones (-2,1 % anual).

Caída respecto a junio

Por comparación con el mes anterior, los precios mostraron en julio una caída de cuatro décimas porcentuales en Aragón, como consecuencia de descensos en cinco de los doce grupos de consumo, mientras se registraban aumentos mensuales de precios en seis grupos de consumo, permaneciendo sin cambios en el restante.

Así, los precios en Aragón se redujeron en julio respecto a junio en los grupos de consumo de Vestido y calzado (-8,9 % mensual), en este caso debido a las rebajas de verano, Transporte (-2,1 % mensual), Comunicaciones (-2 % mensual), Alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,4 % mensual) y Bebidas alcohólicas y tabaco (-0,1 % mensual).

Hay que destacar que el precio del petróleo Brent en julio (117,1dólares/barril) disminuyó un 8,1 % respecto al mes de junio (127,4 dólares/barril).

En sentido contrario, los precios aumentaron con en julio respecto a junio en los grupos de consumo de Vivienda (2,6 % mensual), Ocio y cultura (0,9 % mensual), Menaje (0,7 % mensual), Hoteles, cafés y restaurantes (0,6 % mensual), Medicina (0,4 % mensual) y Otros bienes y servicios (0,1 % mensual). Por último, los precios de la Enseñanza no variaron en julio en Aragón respecto a junio.

La Unión de Consumidores de Aragón recomienza «comparar precios» más que nunca para tratar de ahorrar en la cesta de la compra. ANDREEA VORNICU

Qué hacer frente a la inflación: comparar más los precios y revisar los contratos

Con esta lista de precios al alza, el impacto en el consumidor está siendo directo. Desde la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), su presidente José Ángel Oliván recomienda, ahora más que nunca, «comparar precios y no comprar si se considera que nos proponen algo abusivo».

"El mayor poder del usuario es no comprar", reflexiona.

Después del verano plantea «revisar los contratos» vigentes a nivel energético como uno de los campos donde más ganancia puede encontrar el ciudadano.

«La cuesta de enero será una risa respecto a lo que vamos a vivir en septiembre», vaticina Oliván. En cuanto al alza de los precios de la cesta de la compra, reclama «explicaciones» del incremento en alimentos «que nada tienen que ver con la guerra de Ucrania» y, gracias al descenso de los carburantes, considera que la espiral inflacionista «debería empezar a moderarse en los próximos meses». 

Compartir el artículo

stats