El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha concretado este martes en el Debate de Política General en las Corts la reforma fiscal valenciana anunciada hace casi un mes para contener la inflación.

La propuesta, que rebaja la carga impositiva a las rentas de los valencianos con ingresos de hasta 60.000 euros anuales, se basa en tres pilares: aumento del mínimo personal y familiar del 10 % para todos los contribuyentes, una nueva tarifa de IRPF que reduzca la cuota líquida de las rentas de hasta 60.000 euros y el aumento de las cuantías y los límites en las deducciones autonómicas de un 10 %, acorde con la subida del IPC.

Según los cálculos de la Generalitat, este es el ahorro que estas medidas supondrán según el nivel de ingresos de cada valenciano:

  • Rentas de hasta 10.000 euros: La cuota íntegra se reduce en 94,45 euros (21,2 %), pasando de 445 euros a 350,55 euros.
  • Rentas de hasta 20.000 euros: La cuota íntegra se reduce en 116,95 euros (7,28 %), pasando de 1.607,5 a 1.490,55 euros.
  • Rentas de hasta 30.000 euros: La cuota íntegra se reduce en 66,95 euros (2,23 %), pasando de 2.997,5 a 2.930,55 euros.
  • Rentas de hasta 60.000 euros: La cuota íntegra se reduce en 33,35 euros (0,37 %), pasando de 8.947,5 a 8.914,15 euros.
  • Rentas de 65.000 euros en adelante: Se mantienen inalterables.
Estimación del Consell sobre los efectos de la reforma fiscal valenciana.

Estimación del Consell sobre los efectos de la reforma fiscal valenciana.