El director general de Carreteras, Bizén Fuster, se reunió con el alcalde de Tabuenca, Miguel Ángel Vela; y la alcaldesa de Ainzón, Paula Cruz; y la presidenta del Campo de Borja, María Eugenia Coloma, para hablar sobre las mejoras en la carretera A-1301. El compromiso del departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, es que se puedan acometer las obras de mejora del firme en el último trimestre de 2022. Una actuación en seis kilómetros de vía entre el cruce de la CV-620, a Fuendejalón, y Tabuenca.

Fuster señaló que es el tramo que está en peores condiciones y que más intensidad media diaria soporta, con 435 vehículos al día. Tal y como señaló «la previsión es poder actuar en 2023 en el tramo entre el cruce de la CV-620 hasta Ainzón, de 8,3 kilómetros».

El director general indicó que la mejora de todo el eje, desde Illueca a Ainzón, está incluido en el Programa Ordinario de Inversiones en Carreteras, a partir de 2024. Las actuaciones ordinarias que se han llevado a cabo hasta ahora en esta vía constan de saneo del firme y limpieza de cunetas, reparación de uno de los muros y labores intensivas de bacheo entre Ainzón y Tabuenca. El director general de Carreteras reconoció que se trata de una vía en la que es importante realizar una labor de refuerzo ya que no se ha invertido nada en los últimos 20 años.