El Ayuntamiento de Mallén celebró el pasado 19 de noviembre sesión de pleno y entre los asuntos tratados el más relevante fue la aprobación del presupuesto municipal para 2022, que asciende a 3.132.543,97 euros. Pese a la nueva bajada de impuestos aprobada ya en este 2021 del 10% del IBI (Impuesto por Bienes Inmuebles), las plusvalías, las bonificaciones en el ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras) e IBI por instalación de placas solares, el consistorio ha conseguido aumentar los ingresos provenientes de otros tributos e impuestos.

Pese a la nueva bajada de impuestos, el ayuntamiento ha conseguido aumentar los ingresos por otros tributos. | SERVICIO ESPECIAL

Durante los meses de marzo y abril de 2022, una vez cerrada la liquidación del ejercicio 2021, se incorporará el remanente de tesorería para seguir con las inversiones iniciadas este año y otros nuevos proyectos que se encuentran en fase de estudio y redacción.

NUEVA ORDENANZA DE LAS PEÑAS

Otro de los asuntos destacados fue la nueva ordenanza reguladora de peñas. Esta normativa dará cobertura legal a todos los locales del municipio que cumplan una serie de requisitos mínimos de habitabilidad, seguridad e higiene. También se trató la adjudicación de lotes agrícolas y ganaderos del ayuntamiento para los próximos cuatro años. Han sido presentadas más de 50 solicitudes y serán repartidas las más de 200 hectáreas de tierra con las que cuenta el consistorio.

El pleno también debatió el estudio de detalle para la ordenación y ejecución de la Unidad de Ejecución 34D. Las obras está previsto que se inicien en 2022, quedando urbanizada la zona próxima al pabellón Centro de Ocio. Una vez concluidas se entregará el suelo acordado en el convenio de acreedores de la Sociedad Urbanística Municipal ya extinguida.

Por otro lado se acordó la creación del Organismo Autónomo de la Residencia de San Sebastián. Se han presentado los nuevos estatutos y el proyecto para convertir la asociación que gestiona la residencia en un organismo autónomo municipal.

Además, el pleno aprobó la renovación de los convenios del personal funcionario y laboral del ayuntamiento. También la creación de nuevas plazas de aparcamiento para personas con discapacidad y movilidad reducida. Serán señaladas en diferentes zonas del centro del municipio y, además, se instalará en los próximos meses un elevador salvaescaleras y se acondicionará una zona para dar acceso con sillas de ruedas al teatro de la casa de cultura de Mallén.