El Ayuntamiento de Gurrea de Gállego ha preparado una visita a Madrid para el 26 de mayo. La excursión de hermandad tiene como objetivo reunir a los vecinos del municipio y disfrutar juntos de un viaje por algunos de los lugares más icónicos de la capital de España.

La salida se efectúa a las 7.00 horas desde la puerta de la discoteca. El viaje, aunque largo, merece la pena con la primera visita del viaje. La visita al Senado marca el inicio del largo recorrido por Madrid. La primera parada del camino será la visita de la Cámara Alta del las Cortes sobre las 12.30 horas.

Tras este primer paseo por una de las instituciones más importantes del país, la comitiva se dirigirá al restaurante del propio Senado. Ahí, los asistentes podrán disfrutar de un variado menú que ya se conoce. De primer plato, una lasaña de pescados y mariscos bañada en salsa de tinta y chipirón y, de segundo plato, escalopes de ternera al limón. Cierran como postre unos profiteroles con chocolate. El menú incluye café, agua y tinto de Rioja.

RECORRIDO POR LA CAPITAL

Después de la comida, la excursión por Madrid continúa con un paseo por el Palacio Real, un auténtico símbolo de la historia española, por la que han pasado algunas de las personalidades que han definido lo que hoy es el país. Un pedazo de historia detenido en el tiempo con el que los vecinos de Gurrea de Gállego podrán conocer más sobre sus orígenes.

Y de un edificio que ha sido pura historia a otro que lo sigue siendo en la actualidad. El Congreso de los Diputados, el órgano más reconocible de la política nacional, es la última parada de este intenso viaje. Desde las 17.30 horas, los asistentes a la excursión visitarán un lugar que alberga infinitas curiosidades y que siempre tiene algunos secretos escondidos por descubrir.

Tras la visita al Congreso de los Diputados, el viaje se da por finalizado y toca volver al autobús. De nuevo, casi cinco horas de viaje hasta Gurrea de Gállego. Un largo trayecto que seguro ha merecido la pena por pasar un día en Madrid acompañado de los vecinos y que ha terminado en el mismo punto en el que se inicio el viaje por la mañana.

El precio por toda la jornada en Madrid es de 20 euros por cada vecino asistente.