+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CENTROS EDUCATIVOS

Aragón inicia una campaña para prevenir los trastornos alimentarios

 

EL PERIÓDICO
08/05/2019

El Gobierno de Aragón y Arbada, la asociación de familiares de enfermos con trastornos de conducta alimentaria, van a poner en marcha una nueva campaña de detección y prevención de estas patologías (anorexia y bulimia) en los centros educativos.

En ella, según los datos de la DGA, está previsto que participen más de 2.500 alumnos en los diferentes talleres sobre trastornos alimentarios y consumo saludable. La iniciativa, que fue presentada ayer, tiene como objetivo proporcionar información a los centros y a las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPAS) para favorecer «la detección temprana de trastornos de conducta alimentaria, su rápida comunicación y derivación al especialista en el menor tiempo posible», añadió el Ejecutivo.

Actualmente, el 6% de los jóvenes sufren un trastorno de conducta alimentaria, que es la enfermedad mental con mayor índice de mortalidad. Su tiempo medio de recuperación es de entre 4 y 5 años. Además, según añadió la DGA, el 65% de los jóvenes se muestran insatisfechos con su imagen corporal y el 11% desarrollan conductas de riesgo.

«Para reducir estas cifras se debe dar visibilidad a estos trastornos, dejando de ser un tema tabú, por ello es importante incidir en una prevención desde el ámbito educativo, sanitario, así como en la formación y actuación en equipo cuando se detecta», añadieron fuentes de la consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales y de Arbada.

El taller de trastornos de la conducta alimentaria y consumo saludable tiene previsto llegar a 2.521 alumnos de Aragón a través de 67 actividades. La campaña se enmarca bajo el lema #yaséquéhacertca y enseña «a saber qué mirar y cómo actuar con los trastornos de conducta alimentaria detectados en centros educativos».

Así, se formará a profesores, padres y alumnos sobre los síntomas y se establecer án unos protocolos de actuación para facilitar la intervención de los educadores.