+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las cuentas públicas en Aragón

El convenio con la MAZ permitirá aliviar los problemas del Royo Villanova

Sanidad prevé 4,3 millones para aprovechar los recursos de esta instalación y derivar allí intervenciones, pruebas o urgencias

 

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, este martes. - GOBIERNO DE ARAGÓN

A. LAHOZ
19/11/2019

El Departamento de Sanidad ha previsto 4,3 millones en sus presupuestos del 2020 para suscribir un convenio con la Mutua de Accidentes de Zaragoza (MAZ) que permitirá reforzar y apoyar la atención sanitaria de todo el sector sanitario I en general y, en particular, atajar los problemas que se registran en el hospital Royo Villanova de la capital. El acuerdo, que todavía no se ha firmado y del que todavía no se han concretados los términos según concretaron fuentes de Sanidad, supondrá que se puedan derivar a la MAZ intervenciones, pruebas diagnósticas o urgencias. El plan, además de incrementar la oferta para la población que vive en la margen izquierda, permitirá aprovechar los recursos disponibles que existen en la mutua.

Esta es una de las partidas del presupuesto de Sanidad para el 2020 que explicó este martes la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, en las Cortes. Las cuentas del departamento ascenderán a los 2.072 millones de euros, lo que supone 62 millones más que el anterior. Respecto al convenio con la MAZ, hubo portavoces como Álvaro Sanz que lo han criticado por tratarse de una concertación. «Y ya sabe lo mal que nos ha ido en la sanidad cuando se han hecho conciertos», ha dicho Sanz. En concreto, para atender los conciertos con entidades privadas para reducir la demora quirúrgica y terapéutica se destinarán 6,7 millones de euros, (2,1 millones), «gracias a la puesta en marcha de los nuevos aceleradores lineales en los hospitales públicos», dijo Ventura.

Respecto a las listas de espera se destinarán 2,2 millones para «intensificar» la actividad en los quirófanos y reducir así las altas demoras que, sobre todo en los últimos meses, han alcanzado cifras históricas.

Un año más, el presupuesto del Salud será el más alto de la consejería, con 1.932 millones de euros, un 3,34% más, de los que 1.068 millones serán para gastos de personal. Para la Dirección General de Salud Pública se consignan 36,3 millones de euros, donde casi en su totalidad (18,9 millones) son para hacer frente al control oficial de los productos de origen animal destinado a consumo humano.
En el apartado de inversiones y obras (57,7 millones), Ventura señaló que existe una «saturación presupuestaria» motivada por las cantidades destinadas al hospital de Alcañiz (22,2 millones) y de Teruel (32,2 millones). Hay 500.000 euros para el inicio de la construcción del centro de salud del Barrio de Jesús, mientras que el de Barbastro, las urgencias del San Jorge de Huesca y del Royo Villanova dependerán de que haya «capacidad presupuestaria» y posibles modificaciones.

Más partidas

La Secretaría General Técnica cuenta en el proyecto con 13 millones de euros, un 18% más que en 2018, debido fundamentalmente al incremento en la partida destinada al seguro de responsabilidad civil sanitaria, dotada con 4,5 millones de euros (1,8 millones más que en 2018). Asimismo, la Dirección General de Derechos y Garantías de los Usuarios mantiene estable su dotación económica, con 2,7 millones de euros.

El presupuesto de La Dirección General de Asistencia Sanitaria, exceptuando las transferencias realizadas a los organismos autónomos, asciende a 67,4 millones de euros y experimenta un incremento del 7% respecto al presupuesto anterior. Destaca el aumento de la partida destinada al transporte sanitario programado –actualmente en proceso de adjudicación—que pasa de 8,3 a 10,6 millones de euros (un 27% más), así como la destinada a sufragar el convenio con la Asociación Española contra el Cáncer para el traslado de pacientes que reciben radioterapia, dotada con 1,6 millones de euros frente a los 600.000 euros del presupuesto de 2018 (un 171% más), dado que en ese ejercicio, en el que entró en funcionamiento el servicio, solo tuvo que presupuestarse parte del año. Asimismo, la cuantía global asignada a los convenios de salud mental se incrementa un 11% y pasa de 10 a 11,1 millones de euros, según ha dicho la consejería.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla