+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Capital

La variante norte se abrirá al tráfico a finales de febrero

 

La variante norte se abrirá al tráfico a finales de febrero -

E. P.E. P. 11/12/2002

La variante norte de Teruel no estará abierta al tráfico antes de que acabe el año tal y como anunció el Ministerio de Fomento, ya que las obras se retrasarán otros dos meses más, y la nueva vía no se abrirá hasta finales del mes de febrero del 2003. Este nuevo retraso en la puesta en marcha de la variante se debe a que "los propietarios de los terrenos que unen la variante con la Autovía Mudéjar no estaban de acuerdo con el precio que les pagaba el Ministerio de Fomento" según explicó ayer el alcalde de Teruel y presidente provincial del PP, Manuel Blasco.

Por este motivo, señaló Blasco, "las obras se retrasarán durante dos meses, esperando que sea para finales de febrero, pues ahora mismo se está terminando de asfaltar, aunque el puente que pasa por encima de la autovía lleva más retraso, pero hay que esperar al final para inaugurarla toda".

La variante norte debería haberse terminado el pasado mes de mayo pero dos modificaciones en el proyecto, la construcción de más infraestructuras para el paso de maquinaria y el enlace con la autovía, paralizaron las obras y las retrasaron medio año.

Ayer, el Boletín Oficial de Teruel publicó el levantamiento de actas previas para la expropiación de los terrenos afectados por la variante norte, que tendrá lugar oficialmente el próximo 19 de diciembre. Entre los propietarios de las fincas figura la Diputación Provincial de Teruel.

Ante las críticas socialistas hacia el Partido Popular por su "falta de previsión", Blasco contestó ayer que "ahora se puede hablar de retraso en una obra porque se está haciendo, porque en 14 años de gobierno socialista no se construyó una variante que agilice la entrada a la ciudad de Teruel".

MULTAS DE TRAFICO Por otra parte, la Policía Local de Teruel ha puesto en lo que va de año 5.269 denuncias, de las que 640 son a conductores de ciclomotores que no llevaban el casco. El resto se han debido a cuestiones relacionadas con aparcamientos, ruidos o conducción temeraria, según los datos ofrecidos ayer por el concejal de Tráfico del Ayuntamiento de Teruel, Miguel Angel Lafuente.

La utilización del casco, además de con la interposición de multas, se ha potenciado con otras medidas como el regalo de cascos o las campañas de información y la educación vial en las que han participado 3.372 alumnos de Primaria y ESO.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla