+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPORTAJE

Un guiño del destino

  •  El eq
  •  

    S. P.S. P. 17/11/2004

    El destino le ha hecho un guiño al CAI Zaragoza. Será por simple coincidencia o por una carámbola simbólica, pero el equipo aragonés afrontará en las dos próximas jornadas las mismas salidas que le lanzaron la temporada pasada hacia aquella magnífica racha de doce victorias consecutivas. La situación parece calcada. Después de derrotar a uno de los grandes de la Liga (este año ha sido al Menorca y el pasado fue al León), el CAI visita a Los Barrios y al Ourense uno detrás de otro, las canchas en las que empezó a convertirse en un equipo-apisonadora durante varios meses de la Liga 2003-2004. En los mismos sitios, en Andalucía y en Galicia, el conjunto que ahora dirige Oscar Quintana intentará comenzar a edificar de nuevo una trayectoria tan brillante como aquella.

    Las similitudes son hasta numéricas. El año pasado todo sucedió a partir de la undécima jornada (León, Los Barrios, Ourense, Melilla, La Palma, Tarragona, Inca, Cáceres, Alerta, Algeciras, Granada y Gijón), y en éste todo comenzó el viernes pasado en un partido notable ante el Menorca... en la jornada número once.

    El mismo balance

    Por el momento, el CAI llega a este punto del camino en la misma situación (cinco victorias y seis derrotas) y ya ha puesto dos piedras en su edificio, una encima de la otra, que le han servido para espantar los fantasmas de la crisis y sumar dos triunfos seguidos por primera vez este año. Ahora, el reto de Quintana y sus jugadores es regresar de esta gira quincenal con el mismo botín que en la temporada pasada.

    Hace un año, en Los Barrios, el CAI se impuzo por 77-87, en un encuentro en el que Otis Hill anotó 21 puntos, Ciorciari hizo 15 y Mesa sumó once. Hace un año, en Ourense, el CAI vapuleó al equipo gallego (59-89) con Sabaté como estrella (18 puntos) y Oscar González ametrallando al rival desde los 6.25 (14 puntos).

    Ahora, el trabajo es para otros, aunque los rivales son igual de propicios (el conjunto gaditano es decimocuarto con cuatro triunfos y el Ourense, decimotercero con el mismo bagaje).