+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ENTREVISTA CON PEP CARGOL

«La plantilla no está cerrada pero no nos moveremos hasta estar seguros»

 

Pep Cargol, en las oficinas del club. - JAIME GALINDO

RAQUEL MACHÍN
09/08/2020

¿Ha sido un verano muy diferente al de otros años?
Lo que está teniendo este verano es que los timings son distintos. Cuando hubo el confinamiento algunas Ligas en Europa pararon y no se reanudaron, lo que hizo que empezaran a funcionar en cuanto a preparación de la temporada siguiente. Ahí hubo un desajuste temporal. Esa fue la primera dificultad. Después nuestra finalización de la competición fue más tarde del o habitual, el 26 de junio. Al mismo tiempo esto está vinculado a lo que es la finalización de la NCAA, las Ligas de Verano, la NBA, los workouts… todo esto no se ha hecho. La NBA está jugando, allí hay otro ritmo distinto. Todo esto ha hecho que los tiempos hayan sido muy distintos.

Con los últimos movimientos, la llegada de Thompson y la renovación de Justiz, ¿da por cerrada la plantilla 2020-2021?
Nosotros siempre estamos en movimiento, dispuestos a encontrar situaciones que nos puedan ayudar a futuro y de momento no consideramos todavía que la plantilla esté cerrada, pero no vamos a movernos hasta tener la seguridad de que lo que buscamos encaja perfectamente. Vamos a tener la pausa y la tranquilidad para que, en el momento que pase, poder incorporarlo. Si eso se da. Si no, seguiremos funcionando.

¿Buscan otro jugador de formación local o esa cuestión está resuelta con Jaime Fernández?
Tenemos abiertas muchas posibilidades, no nos cerramos a ninguna. No estamos cerrados a nada y seguimos buscando todas las posibilidades que haya. En estos momentos en el equipo jugadores que cumplan esas condiciones tenemos a Rodrigo, Javi García, Vit, Jonathan Barreiro y Jaime Fernández, esos cinco.

Los cinco que exige la Basketball Champions League.
Hay más variables que se pueden considerar. Tenemos estos cinco jugadores y ya tomaremos las decisiones en el momento que haya que hacer las inscripciones.

¿Tienen plazos de cuándo podría estar con el equipo Javier Justiz?
No, no nos hemos marcado plazo porque sabemos que lo más importante es que Javi sea capaz de recuperarse al 100% y, cuando eso se dé, se incorporará. No nos marcamos ningún objetivo temporal porque no es la manera de trabajar que tenemos que ponernos en la cabeza sino que será la dinámica y la evolución de su tratamiento la que nos irá marcando. No nos ponemos ninguna meta temporal más allá de la completa recuperación del jugador.

¿No se marcan la final a ocho de la Champions?
Creo que he contestado clarísimamente.

¿Le trastocó los planes la salida de Jaime Pradilla?
La posición que ocupaba Jaime Pradilla, que considerábamos a caballo entre los dos jugadores interiores, sí que pensábamos que la teníamos resuelta. Se trata de encontrar respuestas a lo que va aconteciendo, eso siempre lo hemos intentado hacer en función de nuestros recursos y jugadores. Y es lo que vamos a seguir haciendo, que la polivalencia de nuestros jugadores nos ayude a resolver eso.

¿Y la salida de Porfirio Fisac?
Está Diego Ocampo que es el entrenador de la temporada 20-21 y eso es lo importante, sobre lo que estamos focalizando toda nuestra ilusión. Hay una idea más importante, por encima de las personas, que es la filosofía de club. Esa identidad para nosotros es muy importante. Y esa identidad viene por la manera de jugar, por comprometer la manera de jugar con lo que queremos transmitir. Eso son valores que son intrínsecos del club, el esfuerzo, la capacidad de sacrificio, el compromiso, la identidad, ser valientes, buscando conectar con la grada, con desparpajo, intentando contagiar con nuestro juego, divertir al público. Estos son nuestros objetivos y esto pasa por encima de las personas. Debemos seguir haciéndolo con un carácter identificado con gente formada en casa. Han pasado y seguirán pasando jugadores. Ahora los que siguen tienen que seguir dando pasos, a ver si somos capaces de que esos jugadores den ese paso. Ese es el plan del club por encima de cualquier persona. Ninguno somos imprescindibles.

¿Le decepcionó que se marchara el entrenador?
Creo que he contestado también con la respuesta anterior.

¿Por qué Diego Ocampo encaja en la filosofía del club?
Porque pensamos que es un entrenador que se identifica con esto que acabo de describir y tiene muchas ganas de estar en el proyecto, de estar dentro del club, crecer y ayudarnos a crecer. Tiene la ambición, el talento y las ganas de trabajar y coincidimos en cuanto a valores e ideas de baloncesto.

Por nombres, la plantilla es muy similar pero ¿qué cambia en cuanto a la estructura, sobre todo en el juego exterior?
El reparto de funciones se cuestión de Diego, que es el responsable de la parcela deportiva. En cuanto a la estructura hay ideas que a nosotros siempre nos han importado mucho que es la polivalencia y ser capaz de tener ese equilibrio dentro de las distintas posiciones. Ahí dependerá de cómo se vayan configurando esos roles, pues que el peso vaya más a un núcleo de jugadores o a otro. Esa es la idea general. La continuidad en el estilo de juego es evidente porque hay muchos jugadores que siguen y veremos el paso adelante que tienen que dar algunos jugadores para que todo tenga más equilibrio.

¿Puede ser entonces el año de Krejci o Javi García?
Aquí nunca se ha jugado por el carnet de identidad, ni por tener los 35 que tiene Rodrigo ni por tener los 19 o 20 que tienen Vit o Javi García. Aquí se juega porque se lo gana uno en los entrenamientos y porque ayuda a que el equipo compita. Las temporadas anteriores han ido pasando situaciones en las que los jugadores han ido jugando independientemente de la edad que ponía en el carnet de identidad. Eso es lo que va a seguir pasando. Lo que ayude a crecer al equipo y a competir será Diego quien tenga que decidir y ordenar todo eso.

La única cara nueva es la de Sulaimon. ¿Qué puede aportar?
Lo conocimos bien el año pasado porque nos enfrentamos dos veces al Dijon. Es un jugador muy talentoso, que tiene capacidad de anotación, es agresivo, vertical, puede finalizar fuerte al aro, es capaz de jugar muy bien a campo abierto, ha ido consolidando bien su tiro las últimas temporadas, es capaz de abrir el campo y, al mismo tiempo, es un jugador que va a subir el nivel defensivo porque tiene capacidad para trabajar tanto las líneas de pase como el uno contra uno. A través de su talento y de su capacidad física nos va ayudar en el juego exterior.

¿Se puede esperar un juego del equipo similar al de las temporadas pasadas?
La propuesta de juego vendrá marcada, evidentemente, por Diego y por el trabajo y por las características de los jugadores. La propuesta de juego la definirá él pero evidentemente las características de los jugadores marcarán ese estilo. Entonces lo lógico es que guarde relación con lo que explicaba antes de cómo jugamos nosotros, valiente, tomando riesgos pero intentando ser consistentes en defensa. Todas esas cosas van a seguir apareciendo segurísimo.

¿La final a ocho de la Champions es un objetivo para el club?
La idea no ha cambiado en el sentido de que nuestro objetivo es competir al 200%, a nuestro límite, a nuestro máximo, absolutamente todos los partidos, llegando con la mejor preparación a cada uno de esos partidos. Y en ese día a día se irán marcando nuestros objetivos. Tampoco podemos negar que a principio de esta temporada tenemos, si todas las condiciones sanitarias y sociales lo permiten, esa final a ocho. Llegar a ese partido lo mejor preparados posibles, ese es nuestro primer objetivo. Y después competir e iremos viendo. Yo tengo mucho respeto a la ACB, a la BCL, a la final a ocho, porque creo que todo el mundo se prepara muy bien, todo el mundo hace muy bien las cosas. Y aun haciendo las cosas muy bien después en los partidos necesitas encontrar tu tope para poder ganar y competir. Tengo muchísimo respeto por todas las competiciones y rivales. La Champions ha aumentado su nivel. Tenemos la experiencia de un año, la conocemos, pero tenemos que tener respeto. Cómo alternamos las dos competiciones, cómo somos capaces de ser fiables en las dos competiciones es otra de las cosas que tenemos que intentar conseguir. Y no es fácil ninguna de estas cosas.

Este año ha tenido más trabajo con el equipo femenino.
Era un reto muy grande. Cuando el Stadium tuvo dificultades Basket Zaragoza, con Casademont y Reynaldo Benito a la cabeza, tuvieron muy claro que había que entrar ahí, echar una mano y ser capaces de mantener el baloncesto de primer nivel femenino en Zaragoza. Ese fue el primer reto. A partir de ahí tenemos que ser humildes porque entramos en un mercado y en unas características del deporte femenino en las que somos novatos. Con esa humildad tenemos que tratar de encontrar nuestra identidad con gente comprometida, de casa, por eso apostamos por Carlos Iglesias, que conoce perfectamente Zaragoza, el club y el baloncesto femenino. Igual que Jotacé Marcos, que tenía relación con el baloncesto femenino de alto nivel.

La plantilla sí está cerrada.
Del Stadium la única que tenía contrato era Aina Ayuso y estamos encantados de que siga con nosotros porque es una jugadora joven, con proyección, comprometida, que ya conoce Zaragoza. Zoe tiene las características de alguien formado en Zaragoza, joven. Hemos incorporado a Aminata Sangare, una jugadora joven con años de contrato para que pueda desarrollarse. También a gente con experiencia que nos ayude a consolidar todo eso. Ahí apareció Laura Nicholls, también tenemos a Gatlin, Handy, Vanloo, Wurtz, gente que conoce la competición, gente con mucho baloncesto que nos va a dar estabilidad. Después podemos añadir a Gorecky, que está recién salida de la Univerisidad, y a Omerbasic, que nos tiene que dar estabilidad.

Es una apuesta muy fuerte.
Es una apuesta potente y humilde al mismo tiempo. En cuanto a ilusión, ganas y trabajo, no va a faltar nadie. Pero humilde en cuanto a medios, que también son limitados. Se trata de hacer las cosas con mucho sentido común y coherencia. Con la misma idea de empezar desde abajo el año pasado empezamos con los equipos hasta infantil. Este año incorporábamos un cadete. Ahora para incorporar la estructura, Casablanca aporta sus júniors y tenemos un Liga Femenina 2 y un Liga Femenina. Ya tenemos la estructura completa. Ahora tenemos que ser capaces a futuro de ir desarrollando lo que hemos conseguido en los chicos, que el talento que haya desarrollarlo al máximo y que vean que hay una puerta en el primer equipo.

¿Cómo afecta no poder lanzar la campaña de abonados?
Esto es más cuestión de la gerencia, pero sí que las circunstancias son totalmente distintas. Se trata de intentar adaptarse y de encontrar la manera de que la conexión con nuestros abonados se mantenga y los tengamos cerca para conseguir esa fidelización. Esa identificación de unos con otros, lo cómodos y arropados que se sienten los jugadores y lo feliz que se siente el público. Eso es muy importante que seamos capaces de mantenerlo.