+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BBVA rebaja al 1,9% su previsión de crecimiento para el 2019

El organismo recorta cuatro décimas su estimación para este año y sitúa en el 1,6% la del 2020 La proyección de empleo se recorta a 750.000 nuevos puestos en dos años

 

El director de BBVA Research y economista jefe de Grupo BBVA, Jorge Sicilia. -

Efe
14/10/2019

BBVA Research ha rebajado su previsión de crecimiento para la economía española en cuatro décimas para 2019, hasta el 1,9 %, y tres décimas para 2020, hasta el 1,6 %, lo que explica por la reciente revisión del INE de la Contabilidad Nacional y por el deterioro del contexto internacional.

En la última edición del informe "Situación España", la entidad constata que la incertidumbre global está afectando negativamente a algunos componentes de la demanda interna, en particular a las decisiones de gasto de empresas y familias.

El responsable de Análisis Económico, Rafael Doménech, ha explicado en rueda de prensa que de las cuatro décimas que se ha rebajado la previsión para este año, 2-3 décimas tienen que ver con la actualización estadística del INE y 1-2 décimas son achacables al deterioro exterior y a su efecto negativo sobre la economía del euro y la demanda interna de España.

Menos empleo

En línea con la desaceleración de la economía, BBVA Research prevé que se ralentice la creación de empleo, que en 2019 aumentará el 2,2 % y en 2020, el 1,4 %, lo que se traducirá en 750.000 nuevos puestos de trabajo en el bienio y en una tasa de paro del 13,3 % al final del periodo.

El economista jefe de la entidad, Miguel Cardoso, ha explicado que el incremento del empleo para 2019 se ha revisado ligeramente al alza por los mejores datos que ha arrojado la revisión de INE, mientras que para 2020 la entidad prevé una desaceleración mayor porque el entorno económico será menos favorable a la creación de empleo.

De acuerdo con las previsiones de BBVA Research, el crecimiento seguirá estando sostenido por la demanda interna (inversión y consumo), a pesar de que será más débil.

Del crecimiento del 1,9 % previsto para 2019, 1,3 puntos provendrán de la demanda interna y 0,6 de la demanda externa (exportaciones e importaciones), mientras que del 1,6 % previsto para 2020, la demanda interna contribuirá con 1,7 puntos y la demanda externa restará 0,1 puntos.

Incertidumbre política

La entidad advierte de que los riesgos para estas previsiones siguen siendo elevados, debido a que continúan aumentando las dudas sobre la evolución del crecimiento global por las tensiones comerciales y el "brexit".

En el ámbito doméstico cobra especial importancia la nueva convocatoria de elecciones y la imposibilidad de lograr consensos políticos en un contexto económico global que plantea importantes retos, a lo que suma el agotamiento de la política monetaria y la falta de "espacio fiscal" para adoptar políticas expansivas.

Además, la entidad cree que persisten dudas sobre algunas de las medidas que se han tomado en los últimos meses, como la incertidumbre sobre el impacto que finalmente tendrá el incremento del salario mínimo interprofesional (SMI), si bien reconoce que de momento el efecto está siendo limitados.

No obstante, la entidad mantiene que el incremento del 22,3 % del SMI se ha producido en un contexto de bajo crecimiento de la productividad real en el que la tasa de paro se acerca a su nivel estructural y en el que comienzan a surgir "fricciones" sectoriales.

Explica que sectores como la automoción y la vivienda viven un entorno regulatorio incierto, mientras que otros como las manufacturas o el turístico se enfrentan a una ralentización de la demanda externa.

Déficit del 2,3%

Respecto a la consolidación fiscal, la entidad considera que solo un "fuerte ajuste fiscal" permitiría alcanzar la meta de déficit fijada para este año en el 2 % del PIB, por lo que calcula que se desviará al menos hasta el 2,3 %, ya que la recaudación tributaria se estaría moderando y solo las cotizaciones sociales estarían empujando los ingresos públicos.

Para 2020, sin cambios de política fiscal, prevé una corrección cíclica de las cuentas públicas hasta el 1,9 % del PIB