+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NEGOCIACIÓN PRESUPUESTARIA

Hacienda estudia bajar el límite del delito fiscal a 50.000 euros

Podemos aprieta al Gobierno para rebajar la actual cuantía penal de 120.000 euros. El Ejecutivo pretende aplicar la 'tasa Tobin' a la compra de acciones de empresas valoradas a partir de 1.000 millones.

 

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la sesión de congrol del Congreso de los Diputados. - EFE / BALLESTEROS

ROSA MARÍA SÁNCHEZ
10/10/2018

El Ministerio de Hacienda está dispuesto a rebajar de 120.000 a 50.000 euros la cuantía de fraude fiscal a partir de la cual se incurre en delito fiscal. Así se desprende del último documento elaborado por Unidos Podemos en el que muestra su descontento por la marcha de sus negociaciones presupuestarias con el Gobierno.

En este documento de 16 páginas títulado "Presupuestos con la gente dentro", los negociadores de la formación morada se quejan de que el Gobierno plantea en su propuesta que "se estudie" modificar el umbral del delito fisco para fijarlo en 50.000 euros", mientras que lo que exige el partido de Pablo Iglesias es "que se haga".

En la actualidad, se considera delito fiscal cuando la cantidad defraudada excede de 120.000 euros al año por cada impuesto. Para estos casos el Código Penal prevé penas de uno a cinco años y multa del tanto al séxtuplo de la cuantía defraudada. En ninguno de los documentos negociadores cruzados hasta ahora entre ambas partes aparecía una referencia a esta cantidad. En el presupuesto alternativo que presentó el PSOE, en la oposición, en el mes de abril tan solo se hacía referencia a la propuesta de una revisión del delito fiscal para evitar que el pago en el último minuto permita eludir la pena de prisión.

IMPUESTO DE TRANSACCIONES FINANCIERAS

El reciente documento de Podemos aporta más pistas sobre cuáles son las propuestas que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha puesto sobre la mesa, algunas de las cuales podrían estar siendo objeto de modificación en la recta final de la negociación.

Montero ya se ha referido a la puesta en marcha de un impuesto sobre transacciones financieras que gravará con un 0,2% la compra de acciones. El documento de Podemos desvela, además, que Hacienda quiere limitar la aplicación de esta 'tasa Tobin' a empresas cuya capitalización bursátil supera los 1.000 millones, una condición que, según la formación morada, "rebaja su capacidad recaudatoria". El Gobierno opta por este límite de 1.000 millones siguiendo el modelo francés. Podemos argumenta que este límite puede tener sentido en el país vecino, donde el tamaño medio de las empresas es mayor, y aboga por aplicarlo en España a partir de 200 millones de capitalización bursátil.

IMPUESTO SOBRE GRANDES FORTUNAS

Respeto a la propuesta morada de establecer un impuesto extraordinario a las grandes fortunas, el documento de Unidos Podemos da a entender que el Gobierno propuso en un momento determinado una subida del 1% en el impuesto de Patrimonio para personas con más de 10 millones de patrimonio y que después se echó atrás. "Pensamos que el Gobierno debe volver a donde ya estuvo a lo largo de la negociación", opina la formación de Pablo Iglesias.

Además, la formación morada expresa su preocupacion por la propuesta del Gobierno para regular las Sicav (sociedades patrimoniales de grandes fortunas) por considerarla excesivamente vaga en los requisitos para que no se usen como vehículo de fraude. "Haría falta concretarlo más", se reclama.