+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SECTOR DE FRUTOS SECOS EN ARAGON

Las heladas causaron pérdidas de 58 millones en la almendra

  •  Asaja estima que en la comunidad se ha perdido el 85% de la cosecha


  •  

    EL PERIODICOEL PERIODICO 07/04/2004

    El sindicato agrario Asaja estimó ayer que las pérdidas en el sector de la almendra por las heladas en Aragón alcanzan los 58 millones de euros, entre el 80% y el 85% de la producción. Las mayores pérdidas se producen en la provincia de Zaragoza, 28 millones, seguida de Teruel (17) y Huesca (13), donde se han visto afectadas 29.300, 18.000 y 12.600 hectáreas, respectivamente.

    En rueda de prensa, el responsable del sector de Frutos Secos del sindicato Asaja en Huesca, Antonio Lasheras, destacó que la incidencia de las bajas temperaturas sobre la flor del almendro habían sido generalizadas en todo el territorio nacional, por encima del 75% de las cosechas, con pérdidas de 550 millones y una afección de unas 400.000 hectáreas productivas, según informó Efe .

    Lasheras comentó que las afecciones causadas por las heladas colocan al sector en una situación similar a la de 1992, año en el que el frío provocó cosechas de almendras "casi nulas" y abocó a los productores a una "difícil" situación económica.

    Desde Asaja se asegura que los seguros de rendimiento son inviables para la producción del almendro y que, además, sólo pueden acceder a ellos el 35% de las producciones existentes en el país, por lo que un total de 260.000 hectáreas no reúnen los requisitos para acceder a un seguro.

    Según el responsable del sector en el sindicato agrario, "lo más apropiado para ayudar a los productores a hacer frente a la situación es que el pago de las subvenciones del periodo 2003-2004 se haga efectivo en el plazo de tiempo más breve posible, y si puede ser en el próximo mes de mayo".

    Tras destacar que las ayudas de 2003 no han llegado todavía al productor, Lasheras señaló que la situación creada provocará un desabastecimiento de los mercados de la almendra hasta septiembre de 2005, fecha, recalcó, "de la próxima cosecha que se podrá recoger" y advirtió del posible encarecimiento del producto. Las estimaciones de Asaja parten de unas pérdidas en la producción por hectárea fijadas en 800 kilos, a un precio de 1,2 euros por kilo.