+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PRIMER ANIVERSARIO DE UN NUEVO PROYECTO INDUSTRIAL

Iberfoil ya tiene 90 trabajadores y prevé alcanzar los 120 en 2016

La factoría genera unos 250 empleos indirectos en empresas auxiliares. La consejera Marta Gastón visita hoy la planta, que este año facturará 30 millones

 

El grupo Alibérico reactivó la producción de la planta hace un año. - Foto: SERVICIO ESPECIAL

R. L. M.
04/08/2015

El grupo Alibérico está cumpliendo a rajatabla la hoja de ruta que se marcó cuando adquirió la planta de Sabiñánigo en julio del 2014 e incluso ha logrado batir sus previsiones de empleo. La factoría de aluminio, que reactivó su producción hace justo un año, está trabajando a pleno rendimiento con una plantilla consolidada de 90 empleados, la misma cifra que llegó a tener en su etapa anterior. Además, la fábrica genera ya 250 puestos de trabajo indirectos en empresas auxiliares de transporte, embalaje, carga y descarga, limpieza o seguridad.

Precisamente, este fue uno de los objetivos que Alibérico, el primer grupo español del sector del aluminio, se marcó cuando adquirió la planta: convertirla en "un motor industrial" de la provincia. "Estamos contentos porque seguimos creando riqueza en la zona y hemos formado un equipo humano competitivo y motivado que nos ha permitido superar nuestras propias expectativas", destacó ayer a este diario el presidente del grupo madrileño, Clemente González Soler.

Iberfoil Aragón, que el pasado verano inició su actividad con unos 45 empleados, ha implantado recientemente el cuarto turno, por lo que la factoría trabaja sin descanso durante toda la semana. Según indicó ayer el presidente de Alibérico, la mayoría de la plantilla es de la zona y "más de la mitad" son jóvenes de menos de 30 años. "Siguiendo nuestras previsiones, a finales del 2016 emplearemos a 120 personas", subrayó.

No en vano, la compañía prevé elevar su producción en el próximo año hasta las 1.200 toneladas de hoja fina de aluminio al mes, 400 más que ahora. En estos últimos años, la antigua Inasa, que se encontraba en liquidación desde febrero del 2013, fabricaba unas 8.000 toneladas cada ejercicio.

Con estas cifras, Iberfoil prevé cerrar el 2015 con una facturación de 30 millones de euros y alcanzar los 50 millones el próximo año. Cuando compró la planta, las previsiones del grupo pasaban por producir en el 2018 unas 24.000 toneladas y facturar 77 millones de euros.

 

LA PRIMERA EMPRESA

La histórica fábrica de Sabiñánigo, que se fundó en 1927 y ha tenido muchos dueños a lo largo de su historia, será la primera empresa que visite la nueva consejera de Economía, Industria y Empleo de la DGA. Marta Gastón estará acompañada hoy por el propio González Soler, la gerente de Iberfoil, Aurora Rodríguez, y el alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra.

Alibérico es el primer grupo español del sector del aluminio con 1.200 empleados directos, una facturación de más de 200 millones de euros y plantas de producción en cuatro continentes.

   
2 Comentarios
02

Por José de Zaragoza 18:11 - 04.08.2015

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Los puestos de trabajo ya son los mismos que había. Excelente. ¿Y los salarios de los trabajadores se parecen, de cerca, a lo que cobraraban antes? ¿O se han reducido considerablemente?. Coger una empresa a precio de saldo y obtener beneficio está bien, nada objetable; pero hacer negocio y enriquecerse a costa de los sueldos de miseria, es otra cosa. Sí, nº 1, la historia hay que contarla correctamente; pero completa.

01

Por Pedro 8:54 - 04.08.2015

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Me alegra la noticia pero hay que contarlo todo y decir, por ejemplo, que el actual alcalde de Sabiñánigo, quien visitará también hoy esta planta, apoyó la creación de una sociedad anónima laboral por parte de los ex trabajadores que imposibilitaba la compra por parte de ningún grupo. Eso sí, cuando le persuadieron de que eso era un suicidio, no dudó en cambiar de bando. El auténtico artífice de que esa planta esté allí con 90 trabajadores hoy es quien sale en la foto con el presidente de Alibérico y que acertadamente publica este Periídico: Arturo Aliaga. Durante más de dos años él y su equipo hicieron gestiiones para econtrar un comprador para la antigua Alcoa y al final lo encontraron y bueno, mal que le pese al alcalde y a todo el PSOE altoaragonés. A los trabajadores lo único que hicieron fue engañarles y sacarles el dinero, representantes legales incluidos, aunque el bueno de Clemente se haya quedado con los mejores, cosa que le honra. Suerte a esta planta pero escribamos la historia correctamente.