+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La nueva legislación del trabajo Reacciones en la comunidadla opinión de la calle

Los sindicatos creen que en Aragón hay ganas de huelga

CREA y Cepyme ven inoportuna y negativa la convocatoria. UGT y CCOO llaman a la ciudadanía a perder el miedo y sumarse a la protesta

 

Los líderes de UGT y CCOO en Aragón, Julián Lóriz y Julián Buey, en la protesta del pasado 29 de febrero. - Foto:ÁNGEL DE CASTRO

J. H. P.
10/03/2012

Los sindicatos UGT y CCOO en Aragón ven "más que justificada" la convocatoria de huelga general el 29 de marzo, que esperan que tenga un seguimiento masivo en la comunidad porque perciben un profundo malestar de la ciudadanía hacia esta norma. En el lado contrario, las organizaciones de empresarios CREA y Cepyme consideraron que la protesta es "inoportuna" en el momento actual y "negativa" para la ya maltrecha economía.

Para el líder de UGT Aragón, la huelga es "una consecuencia lógica" ante la reforma laboral "más regresiva de la democracia". El órdago de los sindicatos obedece también a que el Gobierno "ha obviado el derecho de los sindicatos a ser consultados y escuchados", abundó. "Es insólito que un presidente decrete una reforma, no consulte a los sindicatos, no atienda la voz de la calle en manifestaciones multitudinarias y no responda a las peticiones de diálogo", lamentó. Por todo ello, estimó que la convocatoria "está más justificada que nunca", desde el convencimiento además de que la controvertida normativa "agravará la situación económica y destruirá más empleo".

En parecidos términos se pronunció el secretario general de CCOO Aragón, Julián Buey, quien lamentó que Rajoy haya respondido a los llamamientos a la negociación de los sindicatos con "el silencio, el mayor de los desprecios". "La reforma pulveriza los derechos laborales de este país, pero además el Gobierno se ha cargado la dinámica del diálogo", aseveró. En su opinión, el Gobierno del PP "solo mira la legitimidad democrática de las urnas", pero se olvida de "las demandas sociales de la calle". "Queremos que el Gobierno reflexione, se abra al diálogo y tenga en cuenta nuestras propuestas", concluyó. "No nos gustan las huelgas, pero nos hemos visto obligados a convocarla", opinó Buey.

Sobre el seguimiento que el paro tendrá en Aragón, UGT y CCOO prevén una "buena respuesta", pero hacen un llamamiento a los trabajadores para "sobreponerse al miedo" y sumarse a la convocatoria del 29-M.

"MALA NOTICIA" La visión de las organizaciones empresariales de Aragón es radicalmente distinta. El presidente de CREA, Jesús Morte, opinó que la convocatoria de huelga es una "muy mala noticia", aunque dijo respetar que los sindicatos ejerzan "un derecho legítimo". "La situación económica de nuestro país es muy grave y esto no le hace ningún bien", señaló. Lamentó además que los paganos de la protesta sean las empresas. "Esperemos que no haya incidentes y se respeten los derechos de todos, de los que sigan la huelga y de los que no", agregó. En este sentido, apostó por la aprobación de una ley de huelga que regule este tipo de movilizaciones.

Por su parte, el presidente Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, opinó que los sindicatos "deberían haber agotado todas las vías de diálogo" antes de convocar una huelga. "Están en su derecho", apostilló, si bien dudó que la convocatoria responda "a patrones objetivos de protesta en contra de la reforma". "Los sindicatos tienen la necesidad de demostrar que existen y que son reivindicativos", argumentó.

Los partidos aragoneses de izquierda (CHA e IU) anunciaron ayer que su adhesión a la convocatoria, mientras que OSTA, el tercer sindicato de la comunidad, tomará una decisión la próxima semana. "La situación laboral y social justifica la huelga, pero seremos vigilantes con la actitud de UGT y CCOO", indicó su secretario general, Fernando García.